Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 29 de noviembre de 2012

29 de noviembre. Beatos Dionisio y Redento, o.c.d.

Recordamos hoy al P. Dionisio de la Natividad (francés) y al Hno. Redento de la Cruz (portugués). El primero era cosmógrafo, almirante y experto en la lengua malaya. Abandonándolo todo, se hizo carmelita descalzo en Goa (India) y se entregó a la evangelización de los nativos. El segundo también era marino y también tomó el hábito carmelitano en la India, dedicándose al cuidado de la sacristía y a otros oficios humildes. Ambos fueron enviados en misión diplomática a Sumatra, acompañando al embajador portugués. Allí fueron hechos prisioneros, torturados y tentados para que renegaran de su fe y abrazaran la musulmana. En vista de su negativa, fueron muertos a golpe de cimitarra el 29 de noviembre de 1638. La Orden los veneró como mártires desde el momento de su muerte, pero fueron beatificados el año 1900.

Oración colecta. Señor Dios nuestro, que concediste a los mártires Dionisio y Redento el honor y la gracia de dar su vida por el nombre de Cristo; infúndenos tu gracia, ya que somos débiles, y a ejemplo de aquellos que murieron por ti con valentía, haz que sepamos mantenernos fieles para dar testimonio de tu amor con nuestra vida.

Oración sobre las ofrendas. Al recordar el martirio de los carmelitas Dionisio y Redento, concédenos, Señor, anunciar dignamente en este sacrificio la muerte de tu Hijo Jesucristo, que no se limitó a exhortar de palabra a los mártires, sino que les precedió con el ejemplo.

Oración después de la comunión. Después de gustar los dones del cielo, te rogamos, Señor, humildemente, que, a ejemplo de tus mártires Dionisio y Redento, llevemos en nosotros los signos de la pasión y del amor de Cristo y gocemos los frutos de la paz verdadera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario