Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 22 de noviembre de 2015

Jesucristo rey del universo 2015


Hoy es la fiesta de Jesucristo rey del universo, con la que concluimos el año litúrgico. El domingo próximo comenzará un nuevo Adviento.

El evangelio de hoy nos presenta a Jesucristo humillado ante Pilato, condenado a muerte por nuestros pecados, que confiesa que "su reino no es de este mundo", por lo que no sigue la lógica del dominio.

Cristo manifiesta su poder en el servicio hasta dar la vida por nosotros. Por eso, en el nombre de Jesús se puede morir, pero no matar ni justificar ningún crimen.

Les invito a leer este texto de Dostoievski en "Los hermanos Karamazoff":

"Si hubieras cogido la espada y la corona, todos se hubieran sometido a ti de buen grado. En una sola mano hubieras reunido el dominio completo sobre las almas y los cuerpos, y hubiera comenzado el imperio de la eterna paz. Pero has prescindido de esto... No bajaste de la cruz cuando te gritaron con burla y desprecio: ¡Baja de la cruz y creeremos que eres el Hijo de Dios! No bajaste, porque no quisiste hacer esclavos a los hombres por medio de un milagro, porque deseabas un amor libre y no el que brota del milagro. Tenías sed de amor voluntario, no de encanto servil ante el poder, que de una vez para siempre inspira temor a los esclavos".

Quienes lo deseen, pueden ver las entradas que dediqué a la fiesta de hoy en 2012, 2013 y 2014.

Hoy es también la fiesta de santa Cecilia, la patrona de la música, de la que he hablado aquí y aquí.

1 comentario:

  1. Son muy bonitas estas palabras de Dostoievski sobre la manera de actuar de Jesucristo, respetando nuestra libertad, hasta las últimas consecuencias.
    También me gusta esta otra reflexión que hace:
    Cada vez que hay en mí razonamientos contradictorios, Dios me da sin embargo, a veces, momentos en los que estoy completamente en paz; en tales momentos, yo amo, y creo que soy amado, y en tales momentos construyo mi credo de fe en el cuál todo está santo y claro para mí.

    ResponderEliminar