Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 6 de noviembre de 2015

Mártires del Señor, rogad por nosotros


El 6 de noviembre se celebra la memoria de algunos carmelitas españoles martirizados durante la persecución religiosa del s. XX. Presenté al P. Eufrasio del Niño Jesús (martirizado en Asturias), al P. Lucas de San José y 13 compañeros martirizados en Barcelona y al P. Eusebio del Niño Jesús y toda la comunidad de carmelitas descalzos de Toledo en esta entrada. Volví a hablar de ellos aquí y aquí.

Recordemos que durante la segunda república española fueron asesinados por odio a la fe unos 7.000 sacerdotes, seminaristas, religiosos y religiosas. A los mártires les ofrecían apostatar de su fe para conservar la vida, o mantenerse fieles y ser martirizados. Todos prefirieron la muerte a vivir sin Cristo que es, con mucho, lo mejor.

Aunque la mayoría de ellos fue asesinado en el contexto de la guerra civil española, no murieron por causas políticas ni fueron combatientes en la guerra. De hecho, la persecución contra los católicos, la matanza de sacerdotes, religiosos y laicos comprometidos y la quema de iglesias y conventos comenzó antes de que estallara la guerra.

Es verdad que durante la guerra civil española murieron personas inocentes en los dos bandos, pero los mártires (tanto los que fueron sacrificados durante la contienda como los que lo fueron antes) dieron sus vidas por Cristo y por la conversión de los que los mataban, pidiendo a Dios que los perdonara.

Por desgracia, la persecución de los cristianos no es cosa del pasado. Cada año miles de fieles mueren solo por profesar la fe en Cristo. Mientras tanto, los que vivimos en ambientes donde es fácil ser cristianos, somos muchas veces incoherentes y perdemos el tiempo en mil tonterías.

Que los mártires y todos los santos intercedan por nosotros ante el Señor y nos consigan una fe valiente y perseverante. Amén.

Hoy también se celebra la memoria de la beata Josefa Naval (1820-1893), carmelita seglar española. He presentado su biografía y las oraciones de la misa aquí y algunos párrafos del "decreto para la canonización" que recoge el breviario en el oficio de lectura aquí. Pueden profundizar en su vida aquí.

2 comentarios:

  1. Hacer el bien en lo que a uno se le da mejor.... eso es lo que hizo la beata Josefa Naval, así de sencillo y así de sorprendente..... que nos consigan esa fe valiente y perseverante , Esos mártires y beatos del cielo...AMEN JESUS....................M.Jose

    ResponderEliminar
  2. Señor que seamos valientes para vivir cada dia la fe en Jesus que nadie ni nada nos haga tropezar SANTOS MARTIRES ROGAD POR LA YGLESIA Y POR ESPAÑA
    Ana Maria

    ResponderEliminar