Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 28 de octubre de 2012

Bradi Barth y Cristo


Los días pasados hemos comentado lo que el Credo dice sobre el Hijo de Dios encarnado. Hablemos hoy de unas hermosas representaciones artísticas de Cristo: las de Bradi Barth.

Bradi Barth (1922-2007) nació en Suiza, aunque vivió en Bélgica desde los 26 años hasta su muerte. Fue maestra de niños y pintora de gran sensibilidad. Su arte brota de la fe y de la oración, por lo que refleja su profunda vida interior. Ella sabía que la belleza que salvará al mundo es Jesucristo y casi toda su obra lo representa a Él: su vida y su obra. En el cuidado de los detalles refleja la influencia de los artistas flamencos del renacimiento, así como del beato Angélico. Pinta con mucha delicadeza las escenas del evangelio, reflejando al mismo tiempo la sencillez de la vida ordinaria y la grandeza de la salvación que se hace presente en cada momento de la vida de Cristo. Domina el uso de los colores y los reflejos de la luz en sus cuadros. No solo representa los acontecimientos, sino su significado, por lo que –si se me permite la expresión– diría que su pintura es poesía, capaz de sugerir por medio de símbolos y colores lo que las palabras y las imágenes ordinarias no son capaces de transmitir: la presencia del Infinito en la cotidianidad, de la Gracia en la vida ordinaria. En esta página se pueden ver casi 300 obras suyas, especialmente en el apartado “galería”. Aquí recojo solo cuatro paneles con 9 obras en cada uno. ¡Disfrútenlos!


En el primer bloque (arriba) se recoge la infancia de Cristo. De izquierda a derecha y de arriba abajo: El desposorio entre María y José, la anunciación, la visitación de María a Isabel, el anuncio a los pastores, el nacimiento en Belén, la visita de los Magos, la presentación en el templo, la adoración de los Magos y la huída a Egipto.


El bloque de la vida pública de Cristo tiene estas escenas: El bautismo en el Jordán, las bodas de Caná, Jesús curando a los enfermos, la llamada de Zaqueo, el sermón de la montaña, la tempestad calmada, la resurrección de Lázaro, la pecadora que lava los pies de Jesús y la parábola del hijo pródigo.


El retablo de la Pasión consta de la oración en el huerto de los olivos, el juicio de Pilato, la flagelación, Cristo con la Cruz, crucifixión, deposición en el sepulcro, descenso a los infiernos, resurrección y anuncio de la resurrección a las mujeres.


El último conjunto de pinturas es el de la gloria de Cristo con las siguientes escenas: la entrega de las llaves a Pedro, la conversión de Saulo, los cuatro evangelistas, la ascensión (interpretada como envío de la Iglesia misionera), la Última Cena (como institución de la Eucaristía), el poder de perdonar (representado por la entrega de una hoja con las deudas canceladas), las obras de misericordia, Pentecostés y Cristo bendiciendo a Adán y Eva (indicando que Él es el creador y el salvador, el principio y el final).

6 comentarios:

  1. Solo conocía de esta artista los cuadros que usted ha colocado algunas veces con la didascalía "Virgen con el Niño de Bradi Barth" y cosas por el estilo. Pero me ha encantado su obra y las explicaciones que nos da de ella. Verdaderamente coincido con usted en que su pintura es poesía. Gracias por darnos a conocer este tesoro.

    ResponderEliminar
  2. Estos cuadros tienen algo de arte naif, de sencillez ingenua y desenfadada incluso representando escenas tan trascendentales. Gracias por darlos a conocer. Paolo.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la pintura aunque sinceramente esta gran artista no la conocía. Es admirable su obra según los paneles que nos manda. Una vez mas le agradezco que nos de a conocer estas joyas. Mary Paz

    ResponderEliminar
  4. Son unas pinturas deliciosas y de una gran ternura.Gracias.Betania

    ResponderEliminar
  5. Sencillamente preciosos. Qué descubrimiento.

    ResponderEliminar
  6. Anoche, antes de dormirme, leía Yo Creo y me atraparon las ilustraciones más que la lectura. Por lo que hoy procuré conocer en la artista. Oré mirando sus obras.

    ResponderEliminar