Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 6 de mayo de 2018

Dios es amor


El sexto domingo de Pascua (ciclo "b") nos sitúa ante el corazón del mensaje cristiano: «Dios es amor» (segunda lectura) y «no hace acepción de personas, sino que acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea» (primera lectura). Por eso, la ley del cristiano consiste en amar siempre, para parecernos a Dios (evangelio).

He comentado el evangelio de hoy en esta entrada:

El mandamiento del amor fraterno. Jesús no pide a sus discípulos que sean buenas personas, que se amen mucho. Él quiere mucho más: «Amaos los unos a los otros como yo os he amado» (Jn 13,34; 15,12). El punto de partida no es el mandamiento («Amaos los unos a los otros») sino el don («como yo os he amado»). Porque él nos ha amado primero, nos ha enseñado qué es el amor y nos ha capacitado para amar como él nos ha amado.

Quienes quieran profundizar en el argumento, también pueden leer:

Amor a Dios y al prójimo. Posiblemente no haya una palabra más usada que «amor». Pero tampoco hay un término más manoseado y confuso. San Agustín, recordando los desvíos de su juventud, afirma: «Dulce cosa era para mí amar y ser amado». Pero a continuación confiesa que confundía el amor con el deseo. La caridad, a diferencia del enamoramiento, no busca satisfacer los propios intereses o las propias necesidades. Solo busca el bien de la persona amada, su crecimiento, su felicidad. Por eso es gratuito y desinteresado.

Dios es más tierno que una madreSanta Teresita del Niño Jesús (de Lisieux) escribió que "Dios es más tierno que una madre" y el papa Francisco, que es un gran devoto suyo, hablando del amor de Dios, afirmó: «Como la mamá pone al niño sobre sus rodillas y lo acaricia, así hace el Señor con nosotros. Todos los cristianos estamos llamados a ser portadores de este mensaje de esperanza que da serenidad y alegría: la consolación de Dios, su ternura para con todos».

No hay comentarios:

Publicar un comentario