Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 15 de septiembre de 2016

Oración a la Virgen dolorosa


Ayer celebramos la fiesta de la exaltación de la cruz y hoy hacemos conmemoración de la Virgen María a los pies de la cruz.

He hablado de esta fiesta y recogido un himno de Gerardo Diego a la Virgen dolorosa en esta entrada. He presentado la traducción que hizo Lope de Vega del Stabat Mater en esta entrada (en la que enlazo con otras). Volví a hablar del tema en esta entrada.

Hoy les presento una oración de José Luis Martín Descalzo a la Virgen dolorosa.

En todas las esquinas de la vida,
Tú lo sabes , Señora,
nos espera el dolor,
los hijos muertos,
la angustia del salario que no llega,
el puñetazo cruel de la injusticia,
la violencia y la guerra,
el horrible vacío de tantas soledades,
los infinitos ríos del llanto de los hombres.
¿Y a quién acudir
sino a tu lado,
Virgen experta en penas,
sabia en dolores,
maestra en el sufrir,
conocedora de todas las espadas?
Por el cansancio del camino a Belén
te pedimos por todos los cansados.
Por el frío de la cueva y la noche de Navidad,
acuérdate de los que tienen hambre.
Por el dolor del Hijo que perdiste en el templo,
ayuda a tantos padres que pierden a sus hijos
por los más turbios caminos,
Por los años de oscura pobreza en Nazaret,
da un más ancho salario de amor a tantos hombres
que ven cómo decrecen sus salarios.
Por el largo silencio de tus años de viuda,
acompaña a tantos y tantos solitarios.
Por la angustia de ver perseguido a Jesús,
no abandones a tantos que la injusticia aplasta.
Por las horas terribles del Calvario y la sangre,
siéntate cada tarde al borde de la cama
de todos los que viven muertos sin salud y sin fuerzas.
Tú, que sabes de espadas, Virgen Madre de los dolores,
pon en tu corazón a cuantos tienen el alma destrozada. Amén.

4 comentarios:

  1. Gracias por esa preciosa oración y por los enlaces a himnos y poesías. Paolo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita, es verdad, la oración de José Luis Martín Descalzo. También es cierto que la Virgen nos acompaña en cada dolor cuando estamos solos, por eso bendigo a Dios que me ha dejado con tan buena compañía.

    ResponderEliminar
  3. Si que es preciosa la oracion. Me ha emocionado, Fina.

    ResponderEliminar