Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 14 de agosto de 2012

Infancia espiritual



En el evangelio de la misa de hoy, Jesús dice: «Si no volvéis a ser como niños, no entraréis en el reino de los cielos».

En las familias occidentales los niños son pocos. Algunos matrimonios tienen uno, otros dos. Por eso los niños son sobreprotegidos y muchas veces se vuelven caprichosos. 

Pero en tiempo de Jesús no era así. Todas las familias tenían muchos hijos, de los que muy pocos llegaban a la edad adulta. 

Quienes hayan visitado las catacumbas de Roma recordarán que están llenas de lóculos pequeños, para acoger los cuerpecitos de los niños fallecidos. Los niños eran extremadamente frágiles. 

Así tenemos que reconocernos ante Dios: pequeños, débiles, necesitados de su protección. Santa Teresita nos invita a amar nuestra pequeñez y nuestra pobreza, abandonándonos en las manos de Dios con infinita confianza, como un niño pequeño en brazos de su madre. Que estas palabras, cantadas por Luis Alfredo Díaz, sean una oración para nosotros en este día.

1 comentario: