Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 7 de septiembre de 2012

Poesías a la Natividad de la Virgen María


(El cuadro de Murillo representa la Natividad de la Virgen)

Entre las numerosas obras que escribió Lope de Vega (1562-1635) se conservan varios poemas dedicados a la Natividad de la Virgen María. El actual breviario español recoge uno como himno de laudes (Hoy nace una clara estrella) y otro como himno de vísperas (Canten hoy, pues nacéis Vos). Propongo aquí una selección de 7 poesías que este genial autor dedicó a la fiesta que celebraremos mañana, si Dios quiere.

1. Canten hoy, pues nacéis Vos
los ángeles, gran Señora
y ensáyense desde ahora
para cuando nazca Dios.


Canten hoy pues a ver vienen
nacida su Reina bella,
que el fruto que esperan della
es por quien la gracia tienen.
Digan Señora de Vos
que habéis de ser su Señora,
y ensáyense desde ahora
para cuando nazca Dios...


Pues de aquí a catorce años,
que en hora buena cumpláis
verán el bien que nos dais,
remedio de tantos daños.
Canten y digan por Vos,
que desde hoy tienen Señora
y ensáyense desde ahora
para cuando nazca Dios.


2. Hoy nace una clara estrella,

tan divina y celestial,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.


De Ana y de Joaquín, oriente
de aquella estrella divina,
sale su luz clara y digna
de ser pura eternamente:
El alba más clara y bella
no le puede ser igual,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.

No le iguala lumbre alguna
de cuantas bordan el cielo,
porque es el humilde suelo
de sus pies la blanca luna:
Nace en el suelo tan bella
y con luz tan celestial,
que, con ser estrella, es tal,
que el mismo Sol nace de ella.


3. Nace el alba María
y el sol tras ella,
desterrando la noche
de nuestras penas.


Nace el alba clara,
la noche pisa,
del cielo la risa
su paz declara;
el tiempo se para
por solo vella,
desterrando la noche
de nuestras penas.


Para ser señora
del cielo, levanta
esta niña santa
su luz aurora;
él canta, ella llora
divinas perlas,
desterrando la noche
de nuestras penas.


Aquella luz pura
del Sol procede,
porque cuanto puede
le da hermosura;
el alba segura
que viene cerca,
desterrando la noche
de nuestras penas.


4. Si en brazos de Dios nacéis

¿quien sois?, Niña soberana,
que para casa tan pobre
parecéis muy rica Infanta.

Tres veces catorce dicen
los deudos de vuestra casa,
que son las generaciones
de vuestra sangre preclara.

La primera es de Profetas
y divinos Patriarcas,
desde Abraham a David,
de quien seréis torre y arpa.

De Reyes es la segunda,
desde David a que salgan
de Babilonia a Sión
y vuelvan a honrar el arca.

Desde este tiempo hasta el día
en que Cristo de Vos nazca,
otra que es de Sacerdotes,
de quien Vos seréis la vara.

Torre y arca y vara sois
en tan ilustre prosapia,
supuesto que para esposo
un carpintero os señalan.

Debe de ser que Dios quiere
que hecha carne su Palabra,
viva en casa donde vea
labrar maderos y tablas.

O porque si sois, Señora,
arca en que el mundo se salva,
como divino escultor
os halle el hombre en su casa.

5. Cielos y tierra se alegran

cuando nacéis, Virgen santa,
por su Hija el Padre eterno,
por quien se goza y se agrada.

El Hijo, viendo a su Madre
tan buena, que de llamarla,
su madre, no se desprecie
ni de entrar en sus entrañas.

El Espíritu divino
de ver la Esposa que ama,
de suerte que ya comienza
a cubrirla con sus alas.

Los Ángeles por su Reina,
los cielos por su luz clara,
el sol por su hermosa frente,
y la luna por sus plantas.

Los hombres por su remedio
porque hasta vuestra mañana,
no podía el sol salir,
y en oscura noche estaban.

Según esto vos nacéis
para ser vara en las aguas,
torre fuerte en los peligros,
y en el diluvio arco y arca.

Pues vengáis a vuestra aldea,
María llena de gracia,
muchas veces en buen hora,
día que nacéis con tantas.

Conoced vuestros pastores,
que todos os dan las almas,
mientras os da el cielo estrellas,
para mantillas y fajas.

6. Hoy Ana parió a María

y anoche se vio arrebol,
sin duda tendremos Sol
pues amanece tal día.

Arreboles de esperanzas
ayer vio en el cielo el suelo
y hoy sale el Alba del Cielo
con rayos de confianzas,

pues siendo el Alba María
y Ana el divino arrebol,
no puede tardar el Sol
estando tan claro el día.

7. Despierta Gil -¿Es de día?

el Alba ha salido ya
-Buenos días, claro está,
pues ha nacido María.


De la tierra te levanta
mira que sale la Aurora,
que el cielo y la tierra dora
con su pura y virgen planta.
¿No despiertas? -Ya querría.
-Mira la luz que te da:
-Buenos días, claro está
pues ha nacido María.


Huye la noche cruel
del pecado temerosa
la luz desta Niña hermosa
que hoy nace al mundo sin él;
recuerda, pues, ¡qué porfía!
¿Pues hay luz? -Vístete ya:
-Buenos días, claro está
pues ha nacido María.


Está diciendo su lumbre
que el Sol que los hombres salva
ha de venir tras el Alba
por aquella misma cumbre.
¿y duermes tu? A ver el día:
-Buenos días, claro está
pues ha nacido María.

5 comentarios:

  1. Me gusta su amor por la poesía, género tan cultivado por todos los grandes personajes del Carmelo. San Juan de la Cruz dice que para hablar de las cosas de Dios no sirven las palabras ordinarias, por eso él usa la poesía y los símbolos de todo tipo. E.N.

    ResponderEliminar
  2. Desconocía estos poemas de Lope y me han gustado mucho.Lo único
    que echo de menos es oírselos recitar.Betania

    ResponderEliminar
  3. La Virgen nacio por que el Padre la AMO y por que la madre la crio
    Qien podria imaginarse quien era aquella niña pues las niñas entonces no tenian valor y fue el amor quien la cuido
    Si vivieran los niños y niñas muertos y muertas antes de nacer
    La Virgen tendria muchos hombres y mujeres para ayudarnos a levantar
    este mundo tan gastado y tan cansado Virgen Maria levanta Tu mano
    que los hombres y mujeres no maten a mas inoicentes Ana Maria

    ResponderEliminar
  4. ALGÚN DÍA

    Algún día soñarás…
    que la vida esta llena
    de pequeñas cosas,
    descubrirás
    que las que hoy pasas por alto
    son la realidad.
    Algún día verás…
    que esos detalles son
    los que te hacen, reir, soñar y amar.
    Llegará el día y despertarás,
    sentirás esa realidad,
    la de las cosas
    que hoy no parecen importar,
    las que te hacen amar, reir y soñar.
    Mira a tu alrededor,
    todo tiene un sentido…
    el de las pequeñas cosas…
    el que a veces olvidamos…
    el que vemos y no percibimos…
    el que nos hace sentirnos vivos.
    No hay nada más hermoso,
    que mirar alrededor
    y comprobar como
    esas pequeñas cosas
    son las que importan…
    son las que nos hacen amar, soñar y reir.
    TU ESTRELLA

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡ MARAVILLOSÍSIMO PADRE.............!!!!!

    !!!!!!

    .........................

    ............ EL ESPIRITU DIVINO

    DE VERLA ESOOSA QUE AMA

    ..............

    DE SUERTE QUE YA COMIENZA ,,,

    A CUBRIRLA CON SUS ALAS ...
    ...........................................
    " ¡ OTRO DE MIS GRANDES AMIGOS DEL ALMA QUE DIOS AMOR PUSO EN MI CAMINO EN MI ADOLESCENCIA ... ...! ¡ ETERNAMENTE AGRADECIDA ...! ¡ DIOS EN TODOS Y EN TODO DANDO A LUZ ...! 1 AMÉN ...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar