Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 19 de septiembre de 2013

Los doce apóstoles


La foto representa las esculturas de los doce apóstoles que se conservan en las hornacinas de la nave central de la basílica de san Juan de Letrán (la catedral de Roma, de la que hemos hablado aquí). Al acercarse la fiesta de san Mateo, apóstol y evangelista (21 de septiembre), aprovechamos para recordar quiénes fueron los doce y su significado en la Iglesia primitiva.

Entre los discípulos que Jesús reunió a su alrededor, escogió a doce con una misión especial: «Instituyó a los doce, para que estuvieran con Él y para enviarlos a predicar, con poder de expulsar los demonios. Estos son los doce que instituyó...» (Mc 3,14). 

Jesús eligió a los doce a conciencia, y antes de hacerlo pasó toda la noche en oración (Lc 6,12-13). Provienen de distintos lugares y ambientes. Entre ellos se encuentran Bartolomé (Bar-Tolomeo; es decir, descendiente de Tolomeo, quizás en referencia a los griegos que dominaron sobre la zona desde el s. III a.C.), Mateo el publicano (es decir, colaboracionista con los romanos) y Simón el zelota (es decir, dispuesto a usar la violencia para expulsar a los romanos). Estas últimas eran las dos fuerzas más antagónicas del momento; así resultara evidente que Jesús pretendía la congregación de todos los israelitas en un único rebaño.

El evangelio dice que «instituyó a los doce». El verbo «instituir» es un término técnico, que se usaba para los embajadores, que recibían el encargo de representar a un soberano ante otros. En el Antiguo Testamento se usa la misma palabra para referirse a la institución de los sacerdotes (cf. 1Re 12,31; 13,33). 

El uso de ese término apunta a un acontecimiento único, que tuvo lugar en un momento concreto, al inicio de la actividad pública de Jesús. El sentido de esa acción quedó profundamente grabado en la mente de los creyentes, que se dieron cuenta de que era una acción profética de especial significación para Israel (un ôt). Por eso se detienen a contarlo en distintas ocasiones, incluyendo la lista de los doce.

Recordemos sus nombres:
Simón, hijo de Jonás a quien Jesús puso el nombre de Pedro,
Andrés, su hermano,
Santiago el Mayor, hijo de Zebedeo,
Juan, su hermano (el más joven del grupo), 
Felipe de Betsaida,
Bartolomé, también llamado Natanael de Caná,
Tomás, llamado Dídimo o Mellizo,
Mateo, el recaudador de impuestos, también llamado Leví,
Santiago el Menor, hijo de Alfeo,
Judas Tadeo,
Simón el Cananeo o Zelote,
Judas Iscariote, hijo de Simón (el traidor),
Matías, elegido en el puesto de Judas, cuando este se suicidó.

Mañana y pasado, si Dios quiere, hablaremos de por qué llamó a doce y no otro número y para qué los eligió.

1 comentario:

  1. 21 DE septiembre nos hace recordar la fiesta de San Mateo y la eleccion de los 12 apostoles Gracias por tu eleccion para hunir a todos los hombres y gracias por los que mas tarde llamarias al servicio de tu Iglesia Ana Maria

    ResponderEliminar