Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 16 de agosto de 2013

Beata María Sagrario de san Luis Gonzaga (16 de agosto)


Hoy se celebra la fiesta de esta carmelita farmacéutica y mártir. Aquí presentamos brevemente su biografía y las oraciones de la misa del día. Hoy recojo un escrito suyo, el que propone el breviario para el oficio de lectura.

Jesús reina siempre en mi corazón. El Señor me pide que sea humilde, que llore mis pecados, que le ame mucho, que ame mucho a mis hermanas, que no las mortifique en nada, ni yo me mortifique por nada, que viva muy recogida en él sin voluntad propia, completamente abandonada en la suya divina. 

En este valle de lágrimas no pueden faltar penas, y hemos de estar contentas de tener algo que ofrecer a nuestro amantísimo Jesús, que tanto quiso sufrir por nuestro amor. El camino de la cruz es el más recto para unirse con Dios y, por tanto, es el que siempre debemos desear; que el Señor no permita que yo me separe de su divina voluntad.

¡Bendito sea Dios que nos da estos trabajos para ofrecérselos por su amor! Ya llegará el día en que nos alegremos de haberlos sufrido. Entretanto, seamos generosas, sufriendo todo, si no podemos con alegría, por lo menos con mucha conformidad con la divina voluntad, de quien tanto padeció por nuestro amor, que por grandes que sean nuestros sufrimientos, nunca llegarán a los suyos. 

Si quiere ser perfecta, procure ser lo primero muy humilde de pensamiento, palabra, obras y deseos. Estudie bien lo que esto quiere decir y trabaje con fervor para conseguirlo. Tenga siempre presente la mirada en nuestro amantísimo Jesús, preguntándole en lo íntimo de su corazón lo que quiere de usted, y no se lo niegue jamás, aunque tenga que hacer mucha violencia a su natural.

¡Bendito sea quien nos lo proporciona todo para nuestro bien! Teniéndole a él, todo lo tenemos.

4 comentarios:

  1. Para mi, es una gran alegria, conocer tantos santos y santas carmelitas. Gracias por darnolos a conocer. Que el Señor nos llene de amor y fortaleza para intentar imitarlos. Fina.

    ResponderEliminar
  2. Felices las que han sido llamadas y han segido al pastor por que nadie les podra arrebatar esa felicidad Ana Maria

    ResponderEliminar
  3. Qué buen programa de vida,tener siempre la
    mirada en Cristo,preguntándole lo que desea de mí y no negándoselo nunca. Lo deseo para todos.

    ResponderEliminar
  4. En pocas palabras tantísimas enseñanzas; me conforta porque estoy en momentos muy difíciles; además, me inspira a luchar por la perfección aprendiendo a ser humilde y aceptar con paz y alegría lo que el Padre ha permitido que llegue a nuestra vida.

    ResponderEliminar