Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 18 de agosto de 2012

18 de agosto. Beatos Juan Bautista, Miguel Luis y Santiago, o.c.d.

Los Padres Juan Bautista Duverneil, Miguel Luis Brulard y Santiago Gagnot, por diversos caminos, siguieron la llamada al Carmelo Descalzo en Francia. Su vida fue una generosa preparación para afrontar su futuro martirio. Por su fidelidad a Dios, a la Iglesia y al Papa, fueron objeto de hostigamiento, condena y prisión durante la revolución francesa. Hacinados con otros muchos compañeros en un barco de los que se usaban para la trata de esclavos, sufrieron toda clase de penalidades, privaciones e injurias. En esa situación ejercitaron con los demás prisioneros los actos más delicados de caridad. Agotados por los sufrimientos físicos y morales, consumaron su martirio en 1794. Fueron beatificados en 1995.


Oración colecta. Que la oración de tus mártires Juan Bautista, Miguel Luis y Santiago nos valga, Señor, en tu presencia, y nos dé la fortaleza necesaria para confesar con firmeza tu verdad.

Oración sobre las ofrendas. Te rogamos, Señor, al presentarte estas ofrendas en la fiesta de tus mártires Juan Bautista, Miguel Luis y Santiago, que así como les diste la claridad de la fe, nos otorgues a nosotros tu paz y tu perdón.

Oración después de la comunión. Señor, guarda intacto tu don en nuestros corazones, y lo que de su mano hemos recibido en la festividad de tus beatos Juan Bautista, Luis Miguel y Santiago, sea para nosotros penda de salvación y de paz.

3 comentarios:

  1. Pero, ¿de dónde salen todos estos santos carmelitas que cada día pone en su página? Suelo frecuentar una Iglesia del Carmen y no había oído hablar de la mayoría de ellos. Pero me da mucha alegría comprobar que el Carmelo ha sido siempre una gran escuela de santidad. Paolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Del amor misericordioso de Cristo y de Ntra. Madre Stma. que no deja, como hermosa jardinera del Monte Carmelo, de cultivar estas almas para regocijo y recreo de la Santísima Trinidad. Demos gracias por pertenecer a su Orden, aún tan indignamente como yo. María Amada i.c.d.

      Eliminar
    2. Si quiere, Paolo, puede consultar este link, para que compruebe la enorme corona de flores de santidad con que la Virgen Santísima, nuestra Madre, adorna su jardín del Monte Carmelo.http://santosocd.blogspot.com.es

      Eliminar