Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 26 de julio de 2016

El abrazo de san Joaquín y santa Ana


Hoy es la fiesta de san Joaquín y santa Ana, los padres de la Virgen María y abuelos de Jesús.

He hablado de la tradicional representación medieval de "Santa Ana triple" (santa Ana, la Virgen y el Niño Jesús) en esta entrada, en la que también enlazo a otras sobre la fiesta del día. 

Hoy quiero hablarles de una representación muy típica del arte cristiano de la Edad Media y del Renacimiento: el abrazo de san Joaquín y santa Ana ante la puerta dorada del templo de Jerusalén. La de arriba fue pintada por Giotto di Bondone en 1304.

La escena está tomada de un evangelio apócrifo (el llamado Protoevangelio de Santiago) que cuenta que Joaquín y Ana eran de edad avanzada y no tenían hijos, por lo que la gente les humillaba. Joaquín consuela a su esposa y la abraza ante la "puerta dorada" del templo de Jerusalén. Entonces Ana quedó embarazada. 

Durante siglos fue la manera de representar plásticamente la Inmaculada Concepción de la Virgen María. 

Unas veces se representa a Joaquín y Ana abrazándose, otras besándose, en algunos casos un ángel les sujeta las cabezas y los empuja para que se besen.



Maestro de Moulins, hacia 1500


Filippino Lippi, 1497


 Mateo de Beaugrant y Martín de Arteaga, 
retablo de Valdegovía-Gaubea, siglo XVI


Gil de Siloé, 1486
Retablo de santa Ana, catedral de Burgos


M. I. Rupnik, capilla Redemptoris Mater del Vaticano

2 comentarios:

  1. Preciosas las representaciones y su significado, que yo desconocía.

    ResponderEliminar
  2. Wow!Que bonito,cada año nos nos comparte estas cosas tan maravillosas y cada año me asombro ante tanta hermosura...En el amor puro que se tubieron Sn.Joaquin y Sta.Ana podrían haberse dado cuenta que traerían al mundo a La que dijera Si y cargara a El Salvador?...

    ResponderEliminar