Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 15 de junio de 2013

Santuarios de Jerusalén en el Monte de los Olivos


El Monte de los Olivos es una santa montaña, llena de iglesias y monasterios. Destacan las del Dominus Flevit, la gruta del prendimiento, la basílica de la Agonía o de Getsemaní, el monasterio del Pater Noster, la capilla de la Ascensión, la iglesia rusa de Santa María Magdalena y la griega de la Tumba de la Virgen, aunque hay otras.


La Iglesia del Pater Noster pertenece al monasterio de las Carmelitas Descalzas, que fundado por una sobrina de Napoleón. El complejo (monasterio, claustro, templo...) está construido sobre el jardín y la gruta donde Jesús se retiraba a orar y donde, según la tradición, enseñó el Padre Nuestro a sus discípulos, así como los discursos escatológicos (sobre el fin de los tiempos). La gruta estaba junto al camino que unía Betania y Betfagé con Jerusalén, dentro de un huerto de olivos con algunas edificaciones, por donde Jesús pasaba cada vez que iba desde la casa de Lázaro, Marta y María a la ciudad santa. Los muros del templo y del claustro están decorados con el texto del Padre Nuestro en 200 idiomas. El año 326, Santa Elena construyó una gran basílica (la Eleona), varias veces destruida y reedificada. Aquí se recordaban las enseñanzas de Jesús, su llanto sobre Jerusalén, su oración en la noche del Jueves Santo y su ascensión al cielo. Al principio era el único templo en este monte. Más tarde surgieron otros templos en el monte de los olivos para conmemorar cada uno de estos acontecimientos.


Muy cerca se encuentra la capilla franciscana del Dominus Flevit (que significa "y Jesús lloró"), recordando el llanto del Señor a la vista de Jerusalén. Efectivamente, tiene forma de lágrima y desde el interior se puede contemplar una expléndida vista de la Ciudad Santa. En el altar hay representada una gallina clueca que recoge a los pollitos bajo sus alas.

La Iglesia de la agonía, también es llamada de Getsemaní o “de las naciones”, porque fueron muchas las que ayudaron a construirla, y sus escudos y banderas están representados en los mosaicos de las bóvedas. Se encuentra dentro de un jardín con olivos del tiempo de Jesús. Las bóvedas rebajadas del templo, los tonos azul marino, violeta y morado de los mosaicos y ventanales, la verja en forma de corona de espinas en torno a la piedra que se encuentra delante del altar… Todo invita al silencio y al recogimiento. Más información en la página del santuario.


La gruta del prendimiento se encuentra muy cerca de esta basílica, al otro lado de la calle. Como la iglesia de la Agonía, es cuidada y servida por los franciscanos.

Junto a la gruta del prendimiento y a la basílica de Getsemaní, bajando muchas escaleras, se conserva la tumba de María, en lo que fue la cripta de un gran templo de los cruzados en su honor. A los lados de las escaleras, bajo arcosolios, están las tumbas de los reyes cruzados. Hoy está regida por los ortodoxos griegos.

Los ortodoxos rusos tienen también su iglesia dentro del monasterio femenino de santa María Magdalena, con sus hermosas cúpulas doradas.

Capilla de la ascensión. En la cima del Monte de los Olivos se construyó desde muy temprano un templo para conmemorar la Ascensión del Señor a los cielos. Hoy solo queda una pequeña capilla en el centro de un patio cerrado, convertida en mezquita.

2 comentarios:

  1. ¡¡Como me gustaría poder visitarlos Santos Lugares!! me uno a la proposición de Betania de organizar un viaje el blog con Ud. Padre, podrá ser posible?
    Isabel

    ResponderEliminar
  2. LA iglesia de las naciones como asi lo llamamos Las vidrieras por ser de un color oscuro Entras y parece que sea denoche cuando prendieron aJesus EL JUEVES SANTO este ambiente causa mucho respeto y al besar la piedra grande donde Jesus oro parece que lo estes viviendo Ana Maria

    ResponderEliminar