Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 1 de diciembre de 2013

Estad en vela. Domingo I de Adviento


Ya llevamos dos días hablando del Adviento y en esta entrada explicamos los contenidos de este primer domingo: el Señor nos invita a la vigilancia, a estar preparados para acogerle cuando Él se manifieste.

La primera lectura, tomada del profeta Isaías, nos dice que Él viene para establecer el reino de la paz y de la armonía universal, bien representadas en ese cuadro en el que un niño con una palma en la mano camina junto a varios animales salvajes y domésticos.

Todos los hombres de todos los pueblos están invitados a participar de ese reino que Jesús nos trae: "Allí se dirigirán los gentiles y llegarán pueblos numerosos", dice Isaías.

Cada vez que somos acogedores y respetuosos con los demás y con la naturaleza, estamos preparando la manifestación del reino. Cuando somos constructores de paz y de reconciliación, estamos preparando la venida final del Mesías. Si sabemos descubrir la presencia amorosa de Cristo en todas las cosas, nos estamos disponiendo para su manifestación definitiva.

Mientras lo esperamos anhelantes, cantemos con el salmista: ¡Qué alegría cuando me dijeron: vamos a la casa del Señor! No nos cansemos de caminar a su encuentro.

4 comentarios:

  1. Velar con la vela encendida pendiente de quien está por llegar, El, que nos trae su amor y su vida. quisiera estar más alerta a Su llegada pero me distraen tantas cosas.... Gracias Padre por la ayuda de cada día. Isabel

    ResponderEliminar
  2. Gracias, padre, por el precioso retiro carmelitano de ayer en Santo Domingo. Sus palabras sobre la mística me ayudaron a comprender un concepto que me parecía inalcanzable. Confío en que sus explicaciones sobre la fe y el compromiso darán fruto en mí y en muchos de los que participamos.

    ResponderEliminar
  3. Ayer, participe en ese retiro carmelitano, y todavía no me lo puedo creer ¡¡Que alegría mas grande!! Gracias Señor por tantas bendiciones. Fina

    ResponderEliminar
  4. Yo le pido al Señor que nunca me canse de ir a su encuentro, que me de fuerzas que me coja de la mano...... hay muchas piedras, baches, zancadillas en el camino para aquellos que les queremos seguir fielmente, para aquellos que todos los dias le decimos; ven Señor Jesus,tengo las puertas abiertas para ti".
    Felicidades a los que teneis la oportunidad de vivir esos retiros, porque son regalos que Dios nos hace, para que como hacia la Virgen, lo vallamos guardando en nuestro corazon.
    Ojala yo pudiera estar disfrutando de esos momentos. Gracias padre Eduardo por tu generosidad. un fuerte abrazo Teresa

    ResponderEliminar