Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 9 de junio de 2013

Nazaret


Nazaret es una población situada en el valle de Esdrelón. No aparece ni una vez en el A. T. En tiempos de Jesús vivían allí unas 40 familias en cuevas escavadas en la roca, a las que se añadía un patio-corral. Allí tuvo lugar la Anunciación. Allí vivió la Sagrada Familia a su regreso de Egipto. Jesús creció obedeciendo a José y María hasta el inicio de la vida pública, creciendo «en edad, sabiduría y gracia». 

Al inicio de su vida pública, Jesús predicó en la sinagoga, leyendo el texto de Isaías: «El Espíritu del Señor está sobre mí. Él me ha ungido para sanar los corazones afligidos y anunciar la buena noticia a los pobres» y asegurando: «Hoy se ha cumplido esta escritura». Se extrañó de la falta de fe de sus paisanos, que creían conocerlo («¿No es este el hijo de José?, ¿No viven sus parientes entre nosotros?»), e intentaron encerrarlo por loco y despeñarlo por la colina.

Hace dos mil años se decía que de este villorrio no podía salir nada bueno. Y, sin embargo, todo cambió desde que una jovencita de Nazaret aceptó cumplir la voluntad de Dios y convertirse en la Madre del Mesías.

Pablo VI, al visitar Nazaret, resumió sus enseñanzas en “silencio, trabajo y vida familiar”. Juan Pablo II invitó a orar allí por las familias. Benedicto XVI añadió: “Aquí, a ejemplo de María, José y Jesús, podemos apreciar plenamente el carácter sagrado de la familia. En la familia a cada persona – tanto al niño más pequeño como al familiar más anciano – se la valora por sí misma, y no se la ve como un medio para otros fines. Aquí vislumbramos algo del papel esencial de la familia como primera piedra de la construcción de una sociedad bien ordenada y acogedora”.

La basílica de la Anunciación. Conserva la gruta que sirvió de casa a los padres de la Virgen María, donde el Hijo de Dios se encarnó. En las excavaciones se han encontrado invocaciones a la Virgen desde el s. II en adelante. Es la iglesia más grande de toda la Tierra Santa. La cúpula tiene la forma de un lirio invertido. Sus muros y los del patio circundante están decorados con advocaciones marianas del mundo entero, algunas de gran belleza.

La casa de san José. Debajo de la iglesia y de los restos cruzados y bizantinos, se puede observar la cisterna de la casa de la Sagrada Familia, a su regreso de Egipto, convertida por la primera comunidad judeocristiana en baptisterio. En esa casa, Jesús aprendió a hablar y a caminar. Allí creció “en edad, en sabiduría y en gracia”, obedeciendo a José y a María.


Más información en la web del santuario.

2 comentarios:

  1. Nazaret pueblo pequeño
    El Padre te quiso escojer para que de ti naciera la mujer que aplastaria al demonio Al mal de este mundo y escogio la sencillez del pueblo y la valentia y el amor a Dios Esa es la Virgen Maria que engendro al Mesias esperado Ana Maria

    ResponderEliminar
  2. "Et verbum caro factum est" Debe de ser impresionante estar justo en el lugar en el que ocurrió aquel hecho único tan extraordinario e inimaginable por mente humana.

    ResponderEliminar