Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 20 de mayo de 2017

La catedral de Zaragoza


La catedral de Zaragoza es comúnmente llamada "la Seo". En realidad es la misma palabra, ya que "catedral" viene de "cátedra", que es la silla donde se sienta el obispo para enseñar, su "sede" y "seo" significa precisamente eso: sede (del obispo). Arriba se puede ver la fachada neoclásica y la torre.

El edificio actual es de una riqueza sorprendente, ya que a lo largo de la historia estuvo relacionado con los reyes de Aragón, que lo dotaron de muchos beneficios.

Está edificada sobre el terreno de un templo pagano de época romana, en el foro de la ciudad. En el siglo IV, el templo se transformó en catedral cristiana y así se mantuvo durante la época visigótica.

Cuando los musulmanes conquistaron España, en el siglo VIII establecieron allí la mezquita mayor de la ciudad. De hecho, los dos primeros cuerpos de la torre son el antiguo minarete transformado.

Al ser reconquistada la ciudad por los cristianos, volvió a edificarse allí la catedral, con distintos añadidos y transformaciones desde el siglo XII al XVIII.

No solo la arquitectura es impresionante, también lo son sus colecciones de pinturas, esculturas, orfebrería, tapices (considerada una de las mejores del mundo), libros y otras artes suntuarias, muchas de ellas recogidas en sus museos.




Los ábsides al exterior son de estilo mudéjar.
La parte inferior, del siglo XII 
y la superior, de los siglos XIV y XV


El cimborrio, por donde entra la luz natural en el crucero
es mudéjar, del siglo XV


Interior del cimborrio.


El interior consta de 5 naves góticas de igual altura
y de numerosas capillas laterales, ricamente adornadas.


El altar mayor fue totalmente tallado en alabastro en el siglo XV.


El altar mayor es de plata repujada, 
así como los grandes candelabros y los bustos relicarios.


 El artesonado de la cabecera de la "parroquieta" 
es de madera dorada con lacerías y mocárabes.


El famoso "Cristo de la Seo", del siglo XVI 
se encuentra debajo de un baldaquino del siglo XVII.


Una de las salas del museo de tapices.

1 comentario:

  1. PARA LOS CRISTIANOS TIENE UN VALOR ESPIRITUAL PARA OTROS AFAN DE POSEER RIQUEZAS

    ResponderEliminar