Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 7 de agosto de 2012

7 de agosto. San Alberto de Trápani, o. carm.

Hacemos hoy memoria del santo carmelita Alberto de Trápani o de Sicilia. Entró en los carmelitas en edad muy temprana. Fue muy apreciado por la fogosidad de su predicación, por lo que era reclamado de todas las poblaciones de Sicilia para anunciar el evangelio. Sus numerosos milagros han dejado amplia huella en las tradiciones populares de su tierra. Se le representa con una azucena en la mano, símbolo de su amor a la pureza. Murió el 7 de agosto de 1307 y sus reliquias fueron dispersadas por toda Europa para bendecir el agua de San Alberto, empleada contra la fiebre en tiempos pasados. Su culto fue confirmado por el Papa Sixto IV en 1476.

Oración colecta. Señor, Padre Santo, que hiciste de san Alberto un modelo de oración y de pureza y un fiel servidor de la Virgen María; concédenos que, imitando sus virtudes, podamos participar del banquete eterno de tu gloria.

Oración sobre las ofrendas. Llegue a tu presencia, Señor, la oblación de tu Iglesia, y concédenos que, siguiendo los ejemplos de san Alberto, nos dediquemos a la contemplación de los misterios divinos y al servicio de nuestros hermanos necesitados.


Oración después de la comunión. Alimentados con el sacramento celestial te pedimos humildemente, Señor, vivir, como san Alberto, unidos cada vez más a Cristo y dedicados al servicio amoroso de la Virgen María.

2 comentarios:

  1. Yo he estado en Sicilia y en casi todas las iglesias hay cuadros o estatuas del santo, que es considerado reevangelizador de la isla después de las invasiones musulmanas. Paolo

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡ AMÉN...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar