Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 3 de abril de 2017

El lagar místico


La Iglesia siempre ha usado el arte como medio de evangelización, convirtiendo algunos símbolos y alegorías en imágenes visuales. Hoy quiero hablar de una que tuvo mucha importancia en tiempos pasados, pero hoy es desconocida para la mayoría. Se trata del "lagar místico", también conocido como "prensa mística", "Cristo en el lagar" y "torculus Christi" en latín.


Se trata de la representación pictórica de un tema muy desarrollado por los Padres de la Iglesia a partir de un texto bíblico: "¿Por qué están rojos tus vestidos y la túnica, como quien pisa en el lagar? Yo solo he pisado el lagar [...]. Su sangre salpicó mis vestidos y me manché toda la ropa" (Is 63,2-3).

Se conservan muchas representaciones de la Edad Media, en las que cambia el paisaje, la representación de la prensa (que a veces es una cruz y otras una prensa de lagar), los acompañantes, etc. Pero siempre se pinta la sangre de Cristo que se mezcla con el zumo de uva y normalmente es recogido en un cáliz.

Desde el siglo XVI se generalizaron las pinturas inspiradas en dos famosos grabados del flamenco Hieronymus Wierix, con distintas adaptaciones en cada lugar.

La prensa es una cruz y el prensador es el Padre eterno. Los apóstoles llegan con cestas de uvas que depositan en el lagar y unos ángeles recogen el mosto mezclado con la sangre de Cristo. María dolorosa está junto a la prensa, ofreciendo al Padre su dolor unido al de Cristo.

Aunque tanto Lutero como Calvino hablaron y escribieron contra esa representación, que es muy sacramental y une la pasión de Cristo y la eucaristía, se siguieron realizando copias también en los países protestantes, aunque con el pasar del tiempo perdieron sus referencias sacramentales y subrayaron que "solo" Jesús ha pisado el lagar, por lo que es el único redentor.

En mi infancia, siempre me llamaba la atención un cuadro de la catedral de mi pueblo, que representa esta escena. La pintura de arriba se conserva en el monasterio de las carmelitas descalzas de Cochabamba. A continuación recojo otras fotografías, para que vean distintas representaciones.




Este es una de los dos grabados de Hieronymus Wierix en el que se inspiraron la mayoría de los pintores católicos a partir del siglo XVI.




Una representación en la que se han simplificado algunos elementos, como las cabezas de ángeles que en el grabado anterior rodean al Padre y al Espíritu Santo.



Aquí no están los apóstoles ni los niños arrodillados (que representaban las almas de los fieles que se alimentan de la eucaristía) y en su lugar están san Juan Bautista y san Juan Evangelista.



Una pintura mucho más popular e ingenua que las anteriores.



Una representación tardomedieval, anterior a los grabados, con el donante a nuestra izquierda y un papa arrodillado a nuestra derecha, que representa la Iglesia que recoge las formas eucarísticas que caen en el cáliz.



Una representación renacentista en un libro de horas.



Otra representación medieval en un libro litúrgico.



Representación de un libro de oraciones protestante, en la que se ha eliminado la referencia sacramental y se subraya que solo Cristo nos salva con su sacrificio.




Una pintura barroca con varios santos recogiendo el precioso líquido y depositándolo en valiosos recipientes.

5 comentarios:

  1. Las fotografías son preciosas y el tema es muy interesante. Gracias. Paolo.

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo y hermano: Como miembro de la comunión luterana me he encontrado con una representación del Lagar Místico en una casa de retiros católica en Lima y me inspiró esta imagen a relacionar esta imagen con la centralidad de la teología de la cruz en el espiritualidad luterana y que aquella imagen tan bien reflejaba. Los tiempos cambian y creo que esta imagen puede ser una estupenda herramienta para un profundo y fecundo diálogo ecuménico. Si le llega a interesar le puedo hacer llegar aquella pequeña reflexión. Fraternalmente me encomiendo a sus oraciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado hermano en Cristo. Sería un placer poder leer su reflexión sobre este argumento. El Señor le guarde.

      Eliminar
  3. ¡Preciosas todas las representaciones! Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo todo lo que nos aporta el padre Eduardo y providencial que pueda ser aprovechado por nuestros queridos hermanos cristianos de otras familias. El que quiere seguir a cristo es mi hermano, que familia más bonita. Gracias a todos

    ResponderEliminar