Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 16 de abril de 2014

Actividades en Santo Domingo


Llegué a la República Dominicana el jueves 3 de abril. Esa misma noche comencé un curso de ejercicios espirituales con las Carmelitas Teresas de san José: momentos de oración y de reflexión en un ambiente de silencio. Por la mañana estudiamos a santa Teresa de Jesús y por la tarde la Semana Santa del Señor según los evangelios.

El viernes 11 terminé con ese grupo. Por la tarde tuve una conferencia sobre el mensaje de santa Teresa de Jesús en la parroquia de los Carmelitas Descalzos. El sábado 12 comencé otro curso de ejercicios espirituales que durará hasta el domingo, si Dios quiere.

Las hermanas de los dos grupos han venido de distintas partes de la isla, así como de Cuba, Puerto Rico y Estados Unidos. También se les han unido algunas carmelitas Misioneras. 

Para mí es un gozo compartir unos días con personas tan buenas y entregadas. Trabajan en casas de acogida para niñas maltratadas, en barrios marginales, en escuelas... Hay religiosas de todas las edades. Varias de ellas son españolas. La hermana Caridad tiene 87 años y lleva aquí más de 50. Sirve las mesas, cuida de la iglesia, limpia y está atenta para ayudar en todo lo que puede.

El lunes y el martes por la tarde he tenido también retiro de Semana Santa en la parroquia de san Judas de los Carmelitas Descalzos: misa, adoración al Santísimo y charla. los dos días ha habido mucha participación de gente buenísima y llena de fervor. Les presento algunas fotos del retiro. Pido al Señor que llene de sus bendiciones a todos los que han participado.





4 comentarios:

  1. ¡¡Ay, padre!! ¡Cuantos recuerdos me traen estas fotos!
    Padre, transmitales a todos mis recuerdos y mi cariño, en especial al P. Ariadys y a todos cuantos nos ayudaron en el tiempo que estubimos con ellos.
    Abrazos para todos. Fina.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué ejemplo el de la hermana Caridad! Este toque me ha llegado.
    Que Dios bendiga a todos los que han vivido estos dias tan especiales.

    ResponderEliminar
  3. Es hermoso compartir sus vivencias, aprender de las cosas de Dios. Es hermoso vivir en comunidad la alegría de ser hijos de Dios. Siempre que pueda venga Padre Eduardo, le queremos muchísimo. Gracias por todo. Dios siga bendiciendo su ministerio y su vocación a la santidad.

    ResponderEliminar
  4. Han sido unos días de unas reflexiones hermosas y a la vez propias de estos días. Gracias P. Eduardo. Que Dios los siga bendiciendo.

    ResponderEliminar