Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 14 de noviembre de 2015

reflexiones ante los atentados terroristas


Los atentados de ayer en París nos recuerdan, una vez más, que los seres humanos somos los principales causantes del sufrimiento de nuestros congéneres. Cuando los hombres se guían por el egoísmo o el fanatismo, se convierten en asesinos, abusadores, corruptos... Estos comportamientos nos hacen avergonzarnos de nuestra condición. Esto es verdad pero no es toda la verdad.

Al mismo tiempo que hay hombres que usan la violencia para imponer sus opiniones, que someten a los más débiles, que asesinan sin piedad, hay otros que sirven a sus semejantes, que curan heridas, que alimentan a los hambrientos, que construyen la paz... Estos ejemplos nos invitan a tomar conciencia de nuestra vocación: todos estamos llamados a salir de nosotros mismos para construir juntos un mundo mejor. 

No permitamos que los violentos se impongan. Hagamos lo posible para que nuestra sociedad se vuelva más amable, menos violenta. Hoy es un buen día para orar con las palabras de la madre Teresa de Calcuta que nos invitan a dar lo mejor de nosotros mismos:

A veces las personas son egoístas, ilógicas e insensatas y si tu eres amable, las personas pueden mirarte como extraño o interesado, aún así, sé amable. 

Si eres un vencedor, tendrás amigos algunos falsos, así como algunos enemigos verdaderos, aún así vive como un vencedor.

Si eres honesto y sincero, las personas pueden engañarte, aún así, sé honesto y veraz.

Lo que tardaste años en construir, alguien puede destruirlo en minutos, aún así edifica. 

Si tienes paz y eres feliz, las personas pueden sentir envidia, aún así sé feliz. 

El bien que hagas hoy, puede ser olvidado mañana, aún así no dejes de hacer el bien.

Dale al mundo lo mejor de ti y aunque eso nunca sea suficiente, sigue dado lo mejor de ti mismo.

Y recuerda que, al fin de cuentas, estas cosas son entre tú y Dios. Nunca fue algo entre tú y ellos.

6 comentarios:

  1. Seguimos consternados por la barbarie de ayer en Paris, siglo tras siglo, los tiempos recios se renuevan; el miedo toma nuevas formas y los peligros siguen siendo reales. Los «tan grandes males que fuerzas humanas no bastan a atajar», permanecen. Cambia su aspecto, como cambian las épocas, pero la humanidad y la tierra siguen sangrando. .Nos unimos en oración y encomendamos a Dios las víctimas y sus familias. "PRAY FOR PARÍS"
    Conchita

    ResponderEliminar
  2. Oremos por cada una de aquellas familias que han perdido, un padre, madre, hijo, hija, hermano, hermana, primo, prima, novio,novia, DIOS todo lo sabe y todo lo ES, por ello, aunque muy dolorosa situación, hoy más que nunca hemos de mirar al JESÚS DEL EVANGELIO y escucharlo, con los ojos del alma, y comprender que el PODER DE DIOS, no esta en la violencia, no los criterios humanos, esta en su AMOR, en su MISERICORDIA, es difícil, pero EL mismo, siendo inocente, se dejo maltratar, humillar, matar por ese egoísmo humano, que la MADRE DE DIOS DEL CARMELO, nos enseñe a creer en sus promesas, en su voluntad, como ELLA, lo hizo, HÁGASE EN MI, SEGÚN TU VOLUNTAD,

    ResponderEliminar
  3. El Señor tenga piedad de las víctimas y de todo el pueblo francés. Por nuestra parte, seamos constructores de paz y de reconciliación. Paolo.

    ResponderEliminar
  4. No tengo otra palabra para usted Padre Eduardo mas que "Gracias" porque me angustia mucho el sufrimiento de estas personas en su momento y de su familia ,pido a Dios Nuestro Senor por todas estas victimas y por estas personas que hicieron el mal y por aquellas que estan pensando en hacerlo pero seguia angustiada y me acorde de mi gran amigo que es usted ,Padre Eduardo con quien siempre encuentro el confortamiento con sus palabras tan espirituales y en esta vez en las de Santa Teresita gracias otra vez

    ResponderEliminar
  5. "Si vis pacem, para bellum".
    Ya lo dijeron los clásicos y lo demostraron nuestros antepasados. Por ejemplo, si en España no hubieran luchado contra los musulmanes, se habrían apoderado hasta hoy no sólo de España sino también, muy posiblemente, de toda Europa como, de hecho, intentaron.
    Ésa es la lección que en Europa hemos olvidado, sin darnos cuenta de que está en juego nuestro presente, nuestro futuro y el de la civilización occidental que tanto progreso, tanta libertad y tanta prosperidad nos ha traído. Como es algo que a las generaciones presentes se nos ha dado, nos creemos que desde siempre ha estado ahí y que ya es pata siempre. Recordemos que lo que tenemos fue conseguido, como diría Churchill, con "sangre, sudor y lágrimas".

    ResponderEliminar
  6. Perdón, pero más que "PRAY FOR PARÍS", deberíamos "Rezar por el mundo" porque está todo convulsionado no sólo por los conflictos y atentados, sino por catástrofes naturales. Todo está requiriendo nuestra oración y contribución a un mundo mejor.

    ResponderEliminar