Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 6 de marzo de 2014

Peregrinación a Roma y Tierra Santa


Mi prior se encuentra en Israel, acompañando una peregrinación del Carmelo Seglar italiano. El papa Francisco peregrinará a finales de mayo y yo a principios de junio. Les envío algunas informaciones útiles sobre esta peregrinación a Roma y Tierra Santa. Servirá de recuerdo a los que se han apuntado. Si hay alguien interesado que aún no se ha apuntado, que me escriba cuanto antes, para ver si podemos conseguir alguna plaza más.

En primer lugar visitaremos Roma, la Urbe (ciudad) por excelencia. Allí se encuentran las tumbas de los apóstoles Pedro y Pablo, así como muchos otros monumentos históricos y artísticos de singular belleza: restos de la época imperial, catacumbas, basílicas cristianas, palacios, y parques.

Roma es un museo al aire abierto, lleno de puentes sobre el río Tíber e impresionantes plazas adornadas con fantásticas fuentes y esculturas. Además es la ciudad con mayor número de museos del mundo entero. Los monumentos son tantos y tan variados que no basta una vida para visitarlos todos, por lo que deberemos limitarnos a algunos de los más representativos.

Por otro lado, la cocina italiana es famosa por la pasta, la pizza, el vino, el aceite de oliva… sin olvidar los famosos helados italianos y el café spresso (concentrado y fuerte).

Para los católicos, lo más importante es que en Roma vive el papa, sucesor de san Pedro, al que Cristo encargó que cuidara de su rebaño y trabajara por la unidad de todos los creyentes.

En Roma se hace presente una parte importante de la historia de la Iglesia, con sus luces y sus sombras. Aquí han vivido y se conservan los restos de numerosos santos de todos los tiempos, desde los mártires de la época de las persecuciones hasta nuestros días. También la mayoría de las Órdenes religiosas tienen aquí su casa general.

Hay que reconocer que muchos edificios están descuidados, que hay bastante suciedad por las calles y que la red de transportes no siempre funciona correctamente, pero Roma es una ciudad que merece la pena visitar y a la que siempre se quiere volver.

Desde Italia nos trasladaremos a Tierra Santa. Allí veremos ruinas de antiguas civilizaciones, hermosos monumentos y paisajes sorprendentes (algunos únicos, como el valle del Jordán y el Mar Muerto), aunque no es eso lo que nos mueve a ponernos en camino.

Nos disponemos a compartir unos días de convivencia y oración en los lugares santificados por la presencia del Señor Jesús y de su Madre, la Virgen María. Han cambiado los edificios y los medios de transporte, pero estas son las montañas y los valles de los que habla la Biblia, los espacios que atravesaron los patriarcas, los profetas y los apóstoles.

Desde los tiempos apostólicos, numerosos cristianos han hecho lo mismo que haremos nosotros: el mártir san Justino, san Francisco de Asís, san Ignacio de Loyola, el beato Carlos de Foucauld, los Papas Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI (el papa Francisco peregrinará unos días antes que nosotros). Siguiendo sus huellas, nos disponemos a peregrinar a Tierra Santa.

Visitaremos Nazaret (lugar de la encarnación del Señor y de su infancia y juventud), Belén (lugar de su nacimiento), Cafarnaún (donde Jesús se estableció, al inicio de su ministerio y rodeado de los lugares donde llamó a sus discípulos, predicó el sermón de la montaña, multiplicó los panes y realizó la mayoría de sus milagros) y Jerusalén (lugares de la pasión, muerte y resurrección), además delMonte Carmelo (gruta del profeta Elías y santuario de la Virgen del Carmen). Nos acercaremos a diferentes santuarios, monasterios, lugares históricos y paisajes singulares (desierto, mar muerto, depresión del Jordán…).

De todas formas, es bueno recordar que ni la carpintería de Nazaret ni el Calvario o el Santo Sepulcro se conservan como eran hace dos mil años. El paso de la historia ha dejado su huella en cada lugar. Han cambiado los edificios y los medios de transporte, pero estas son las montañas y los valles de los que habla la Biblia, los espacios que atravesaron los patriarcas, los profetas y los apóstoles. Este viaje marca la vida de los que acuden con las disposiciones correctas.

En principio, el calendario es el siguiente:

Sábado 31 de mayo 2014. Salida de El Salvador. Llegan el 1 de junio a Madrid y duermen allí.

Domingo 1 junio. Salida de Panamá y Santo Domingo. Procuren dormir en el avión, que nos esperan muchas emociones.

Lunes 2. Salida de Madrid. Todos llegan a Roma, misa, alojamiento y cena (si es posible, paseo nocturno).

Martes 3. Grandes Basílicas: san Pablo extra muros, santa María la Mayor, san Juan de Letrán (la catedral de Roma) y santa Cruz de Jerusalén.

Miércoles 4. Audiencia con el Papa, Villa Borghese y centro.

Jueves 5. Vaticano, Roma clásica (coloseo, foros, capitolio) y Roma barroca (Plaza Navona…).

Viernes 6. Colocación de las maletas en el autobús y desayuno. Desplazamiento al aeropuerto y viaje a Tel Aviv. Desplazamiento en autobús al monasterio Stella Maris de la Virgen del Carmen en Haifa, cena, misa y alojamiento.

Sábado 7. Desayuno y traslado a Nazaret. Misa en las carmelitas descalzas de Nazaret. Visita a las iglesias de la anunciación y de san José. Almuerzo en Casa Nova de los padres franciscanos. Regreso a Haifa, cena y alojamiento.

Domingo 8. Colocación de las maletas en el autobús y desayuno. Misa en las carmelitas descalzas del Monte Carmelo. Desplazamiento al lago de Galilea. Visita a Cafarnaúm (casa de san Pedro y sinagoga) y el Primado (lugar de la aparición de Jesús resucitado a los discípulos y de la pesca milagrosa). Almuerzo junto a la iglesia de las bienaventuranzas en el Monte del Sermón de la Montaña y paseo en barco por el lago. Cena y alojamiento.

Lunes 9. Colocación de las maletas en el autobús y desayuno. Renovación de las promesas bautismales en el río Jordán. Desplazamiento al Mar Muerto (baño) y Qumram. Almuerzo y desplazamiento a Belén. Misa, cena y alojamiento en Belén.

Martes 10. Visita a la basílica de la Natividad, misa en las carmelitas descalzas de Belén y almuerzo. Visita a Ein Karim (lugar de la visitación de María a Isabel y patria de san Juan Bautista). Cena y alojamiento en Olive Tree de Jerusalén.

Miércoles 11. Visita al santo Sepulcro. Almuerzo en Casa Nova. Visita a los santuarios del Monte de los Olivos (Pater Noster, Dominus Flevit, tumba de la Virgen y Misa en Getsemaní). Cena y alojamiento.

Jueves 12. Misa en Iglesia de santa Ana y Vía Crucis por la Vía Dolorosa hasta el Santo Sepulcro. Almuerzo en Casa Nova. Visita al Monte Sión (San Pedro in Galli Cantu, Cenáculo, Iglesia de la Dormición).

Viernes 13. Colocación de las maletas en el autobús, desayuno y desplazamiento a Tel Aviv para volar a Panamá, El Salvador y España. Los de Dominicana viajan a París, donde duermen y salen el día siguiente hacia Santo Domingo.

Les puedo decir por experiencia que en Israel hay mucha seguridad (no tiene nada que ver con los países musulmanes de la zona ni con la franja de Gaza, que no visitamos ni queda cerca de nuestro recorrido). Hasta ahora los peregrinos nunca han tenido problemas, incluso salen por las noches sin ningún miedo.

La gente queda muy satisfecha de los hoteles y residencias religiosas, de las comidas y de los lugares visitados, aunque siempre puede haber alguna incomodidad y algún roce, que se superan con buena voluntad. Cuando uno sale de su casa debe saber que quizás no encontrará el tipo de pan al que está acostumbrado, o la bebida que le gusta, o la marca de edulcorante que le sabe mejor o no se podrá sentar en el lugar del autobús que desea… Pero estas cosas son secundarias si recordamos que estamos en una PEREGRINACIÓN y no en un viaje de turismo cualquiera. Todos los días se celebrará la Santa Misa, se leerán reflexiones bíblicas y se tendrán encuentros de oración.

11 comentarios:

  1. Por unos momentos he vuelto a recordar el mejor viaje de mi vida, que no dudo en poder volver a realizar siempre en su compañía, no pasa día que no lo recuerde y sepa agradecer a Dios la oportunidad que me dio al poder recorrer cada uno de esos rincones y vivir la experiencia que cada creyente no debería de perderse por ser única, e incomparable a cualquier otra. Pediré a Dios para que les sea un viaje enriquecedor e inolvidable para todos los que tienen esa nueva oportunidad, yo esperare la mía. Santy.

    ResponderEliminar
  2. Es un gran viaje entrañable y lleno de espiritualidad. Son como dos peregrinaciones
    seguidas. Veré las fotos que publique y leeré las vivencias que seguro serán muy bonitas. Les deseo feliz y fructífera peregrinación en el Señor. Y que con toda la ilusión con la que van, sean bendecidos por Jesús. Elena

    ResponderEliminar
  3. Estoy orando al Espíritu Santo para que me haga el milagro de poder ir con ustedes a Tierra Santa. Me hace mucha ilusión. Abrazo fraternal. Susana

    ResponderEliminar
  4. He recordado todos esos pasos en nuestro viaje del grupo Peregrinos a Tierra Santa 2012. Me parece muy buena la observación de los lugares que, por el tiempo, han cambiado. A mi me sucedió que ciertos lugares estarían como lo explica la Biblia o como nos lo presentan en las película... Pero aún así, con esos cambios, es algo que conmueve los corazones. Recuerdo cuando íbamos llegando a Jerusalén y empezamos a cantar: ya están llegando nuestros pies a tus puertas Jerusalén... y en efecto, ver que realmente lo estábamos logrando... todos llorábamos de una gran
    alegría, de emoción... en fin, son tantas las ocasiones en que vivimos esa emoción: la confirmación del bautismo en el Jordán... el Padre Nuestro... cuando navegamos en el Mar de Galilea... Y como ud. dice, es muy seguro. Nosotros salimos por la noche a pie, a caminar por los alrededores del hotel. Y es cierto, desde que salimos de nuestra casa, debemos pensar que habrá algún que otro inconveniente, pero es lo menos. Esa experiencia es lo más maravilloso, para muchos, única en la vida. Rosario.

    ResponderEliminar
  5. Qué hermosura de peregrinaje! Gracias por su delicadeza en organizar y transmitir todo eso! Mayra

    ResponderEliminar
  6. Bellissima meta per percorrere le strade attraversate da Gesù e dagli apostoli! Purtroppo per il momento non possiamo. Speriamo in un prossimo futuro... Angela

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay, Padre Eduardo, qué E - N - V - I - D - I -A nos da no poder ir en esas fechas…! A ver si se planifica una peregrinación en julio! José Manuel y Paqui

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Qué magnífico plan el de esta peregrinación! En mi primera visita disfruté muchísimo y
    me prometí a mi misma repetir la experiencia,que en esta ocasión va a ser,muy, muy especial gracias a nuestro gran guía.
    Estoy ilusionada,pero, a medida que se aproxima la fecha,algo temerosa por mi lentitud para moverme y la poca resistencia.No quiero condicionar nada ni a nadie.Me
    planteo si he sido una ilusa creyendo que voy a poder.Por favor,dígame con sinceridad
    si puede ser un inconveniente que vaya.
    ¡Vamos a estar cerca del Papa! ¡Qué gozada! Lo que no nos dice en el plan es, qué
    día es la Misa en Santa Marta.
    Muchas gracias por su generosidad continua,por su esfuerzo,por su cansancio y por
    su dulzura en el trato.
    Que el Señor bendiga todos sus proyectos.

    ResponderEliminar
  9. Qué envidia me da el viaje. Sólo con leerlo casi se vive la experiencia; sin duda es mi sueño pendiente. No puedo ir en estas fechas pero espero poder ir en otra ocasión y con tu compañía para poder vivir el viaje plenamente. Buen viaje y reza por los que no podemos ir. Pilar

    ResponderEliminar
  10. En estos momentos me es imposible asistir con ustedes a Tierra Santa. Es una peregrinación que me hace muchísima ilusión poder realizar, y si Dios quiere, seguro que algún día la podré disfrutar. Aprovecho la ocasión para rogarle que rece por por aquellas personas, que como yo desearíamos unirnos al grupo y que por circunstancias diversas no podemos. Irene

    ResponderEliminar
  11. YO VISITE EL SANTO SEPULCRO Y ME OCURRIO UN MILAGRO ESO ES LO QUE PIENSO USTEDES ME DIRAN ,LLEGUE AL SANTO SEPULCRO COMO A LAS 11 AM ESTABA REPLETO DE GENTE NO HABIA COMO ENTRAR A VER LA ESTRELLA DE LAS 5 PUNTAS YA QUE ES COMO UN CONO Y ESTABA REPLETO YO INTENTABA ENTRAR PERO NADA EN ESO PASA UN SE;OR DE BARBA MARRON QUE ME MIRA DE VERDAD CON UNA CARA ANGELICAL Y ME AGARRA DE LA MANO Y ME JALA PARA BAJAR YO LLAMO A MI ESPOSA Y ME SIGUE EL PADRE PORQUE ESTABA VESTIDO DE SOTANA PERO NO CATOLICA ,ME LLEVABA ABAJO Y LA GENTE SE DABA ESPACIO PARA QUE PASE Y EL ME JALABA ESTANDO EN LAS 5 PUNTAS ME HACE UNA SE;AL PARA REZAR CON EL Y ME PONGO A REZAR Y LE DIGO A MI ESPOSA TOMA UNA FOTO ELLA LO TOMA 2 VECES Y LUEGO AL PARARME ME VOLTEO Y LE DIGO A MI ESPOSA PARA QUE PASE Y AL VOLTEAR NO ESTABA EL PADRE BUENO DIJE SE FUE LO BUSQUE YA QUE HAY UNA SOLOA ENTRADA Y UNA SOLA SALIDA Y NO LO VI BUENO DIJE QUE BUENO EL PADRE ,CUANDO ME FUI AL CUARTO DEL HOTEL Y VER LAS FOTOS NO ESTABA LA FOTO TOMADA POR ELLA Y DONDE ME AGARRO SU DEDO QUEDO MARCADO EN UNA PULSERA QUE TENIA DE JADE Y MI ESPOSA JURA Y PERJURA QUE ELLA VIO LA FOTO CUANDO LO TOMO Y VOLVIO A TOMAR OTRA MI ESPOSA SE PUSO NERVIOSA Y LLORO Y DIO GRACIAS A DIOS YO ESTOY CON DUDA PERO PIENSO QUE SI PODRIA SER ,USTEDES QUE OPINAN

    ResponderEliminar