Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 25 de junio de 2013

Hermanas Carmelitas del Divino Corazón de Jesús


Me encuentro predicando ejercicios espirituales a las hermanas carmelitas del Divino Corazón de Jesús en Rocca di Papa, en los llamados castillos romanos. Aunque la fundadora era alemana y comenzó su obra en favor de los niños abandonados en su país, ella fundó personalmente este convento y en su momento lo convirtió en la casa madre de la congregación. Hoy es una casa-familia para niños con dificultad, de 2 a 18 años, divididos por grupos de diferentes edades.

Ya dediqué esta entrada a presentar a su fundadora, la beata María Teresa de san José, cuya fiesta se celebra el 30 de octubre. Estos días estoy leyendo su autobiografía y otros libros sobre ella. Hija y nieta de pastores protestantes, que tenían a gala que todos sus antepasados menos uno habían sido pastores luteranos desde el s. XVI, se sintió atraída desde su infancia por el amor a la Virgen María y a san José y por el deseo de consagrarse a Dios y de abrir una casa para los que no tienen casa. En esta página de las hermanas de Nicaragua pueden conocer mejor su vida, el carisma y apostolado de la congregación, además de varios testimonios vocacionales. En las fotos, algunas de las participantes.



6 comentarios:

  1. ¡¡Ay que envidia!!
    Padre, ya sabe ustéd cuanto me gusta un convento, y cuanto me gustaria disfrutar esa paz unos dias, con esas hermanas tan guapas.....
    Me gustaria cantarles alguna cosita, y ver sus caras de verdadera felicidad. Fina

    ResponderEliminar
  2. Padre Eduardo!
    Gracias por llevarnos tras los pasos de Jesus en nuestra peregrinacion en Tierra Santa. El estar hospedados en el Monte Carmelo, y celebrar Misa en la Cueva del Profeta Elias, el pasar la noche en vela en el Santo Sepulcro, el visitar la Cueva de Belen, el ver la hermosura incomparable de cada Templo que vimos y la reflexion que usted nos dio en cada uno de ellos,y para cerrar con broche de oro el celebrar la Santa Misa con nuestro querido Papa Francisco fue lo maximo,y el caminar por las calles de Roma y ver la hermosura de sus Iglesias, mi corazon se ensancha al recordar esos dias tan maravillosos. Gracias por empezar cada manana con Buenos dias Maria y por compartir con nosotros (sus compradores compulsivos) su sabiduria que es infinita :) Que Dios y Maria Santisima lo colmen de salud y bendiciones. Un fuerte abrazo con mucho carino. Carmen A.

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS Señor por que te manifiestas en estas hermanas en nuestro P Eduardo y en nuestros hermanos de OKLAOOMA Me siento feliz ver el viaje que han tenido Un abrazo ha todos Ana Maria

    ResponderEliminar