Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 31 de julio de 2012

Dos sonetos de Alberti a la Virgen del Carmen

A lo largo de julio he dedicado muchas entradas a temas relacionados con la Virgen del Carmen. Concluyamos este mes con dos hermosos sonetos en honor de la madre y hermosura del Carmelo. La foto es de la imagen procesional de mi pueblo.

Rafael Alberti, escritor multi galardonado de ideología comunista y, a veces, catalogado como poco religioso, dejó varios poemas de contenido espiritual, algunos muy profundos. Antes de morir escribió una poesía en tres partes en honor de la Virgen del Carmen, en la que confiesa su profunda fe y su confianza en la intercesión de María, así como su deseo de morir cubierto con su escapulario. Omito aquí el primer soneto (que habla de la coronación de una imagen de la Virgen del Carmen) y recojo los otros dos.


[2. Día de amor y bonanza]

Que eres loba de mar y remadora,
Virgen del Carmen, y patrona mía,
escrito está en la frente de la aurora,
cuyo manto es el mar de mi bahía.

Que eres mi timonel, que eres la guía
de mi oculta sirena cantadora,
escrito está en la frente de la proa
de mi navío, al sol del mediodía.

Que tú me salvarás, ¡oh marinera
Virgen del Carmen!, cuando la escollera
parta la frente en dos de mi navío,

loba de espuma azul en los altares,
con agua amarga y dulce de los mares
escrito está en el fiero pecho mío.

[3. Día de tribulación]
 
¡Oh Virgen remadora, ya clarea
la alba luz sobre el llanto de los mares!
Contra mis casi hundidos tajamares,
arremete el mastín de la marea.

Mi barca sin timón, caracolea
sobre el tumulto gris de los azares.
Deje tu pie, descalzo, sus altares,
y la mar negra verde pronto sea.

Toquen mis manos el cuadrado anzuelo
–tu escapulario–, Virgen del Carmelo,
y hazme delfín, Señora, tú que puedes…

Sobre mis hombros te llevaré a nado
a las más hondas grutas del pescado,
donde jamás lleguen las redes.

1 comentario: