Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 1 de septiembre de 2016

Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación 2016


El 1 de septiembre del año 2015 se celebró la primera Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, instituida por el papa Francisco en la misma fecha en la que la celebran los hermanos cristianos ortodoxos desde hace algún tiempo. Hablé de ella y recogí el documento con el que el papa la instituyó en esta entrada. Les propongo algunos textos para orar en este día.

A pesar de nuestros pecados y de los enormes desafíos que afrontamos, no nos descorazonamos. “El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado. La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común.” Oremos hoy, y durante todo el año, para recibir la gracia de tratar con misericordia nuestra casa común.

Dios todopoderoso, presente en todo el universo y en las criaturas más pequeñas, que inundas con tu ternura todo lo que existe, escucha nuestra oración mientras repetimos: Señor, ten piedad.

que has hecho existir todas las cosas desde la nada, y conduces a cada una a cumplir la misión que le asignaste desde el principio, derrama tu bendición sobre toda la creación: Señor, ten piedad.

que hiciste las leyes que sostienen la creación y mantienen inalterable el orden del universo, guía a las naciones hacia la paz según tu voluntad: Señor, ten piedad.

En ti vivimos, nos movemos y existimos; preserva la tierra del deterioro y rescata a los abandonados: Señor, ten piedad.

Nosotros, tus siervos, hemos puesto en ti nuestra esperanza de una nueva creación. Por tu saludable misericordia condúcenos a ser sembradores de belleza: Señor, ten piedad.

que enviaste a Jesucristo al mundo para tocar los corazones de los pecadores, pon un freno a los designios del mal que solo buscan beneficios a expensas de los pobres y de la tierra: Señor, ten piedad.

Dios Misericordioso, que creaste todas las cosas con sabiduría y que las vigilas y guías con mano poderosa, concédenos que toda la creación prospere y se conserve sin daños ni elementos hostiles. Porque Tú, Señor, mandaste que toda la obra de tus manos quedara indemne hasta el final de los tiempos; porque tú hablaste y todo existió; y porque con tu misericordia proteges todo de las amenazas y salvas a la humanidad que glorifica tu nombre, alabado sobre todas las cosas, Amén.

Unidos a san Francisco de Asís cantamos su famoso "Cántico de las criaturas":


Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor, tuyas son la alabanza, la gloria y el honor; tan solo tú eres digno de toda bendición, y nunca es digno el hombre de hacer de ti mención.

Loado seas por toda criatura, mi Señor, y en especial loado por el hermano sol, que alumbra, y abre el día, y es bello en su esplendor, y lleva por los cielos noticia de su autor.

Y por la hermana luna, de blanca luz menor, y las estrellas claras, que tu poder creó, tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son, y brillan en los cielos: ¡loado, mi Señor!

Y por la hermana agua, preciosa en su candor, que es útil, casta, humilde: ¡loado, mi Señor! Por el hermano fuego, que alumbra al irse el sol, y es fuerte, hermoso, alegre: ¡loado mi Señor!

Y por la hermana tierra, que es toda bendición, la hermana madre tierra, que da en toda ocasión las hierbas y los frutos y flores de color, y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor!

Y por los que perdonan y aguantan por tu amor los males corporales y la tribulación: ¡felices los que sufren en paz con el dolor, porque les llega el tiempo de la consolación!

Y por la hermana muerte: ¡loado, mi Señor! Ningún viviente escapa de su persecución; ¡ay si en pecado grave sorprende al pecador! ¡Dichosos los que cumplen la voluntad de Dios!

¡No probarán la muerte de la condenación! Servidle con ternura y humilde corazón. Agradeced sus dones, cantad su creación. Las criaturas todas, load a mi Señor. Amén.

1 comentario:

  1. Me parece muy bien que el papa Francisco haya instituido la jornada mundial de oración por el cuidado de la creación, porque todos podemos colaborar con grandes o pequeños gestos para su conservación.

    ResponderEliminar