Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 3 de julio de 2015

visitando Nazaret


Hoy visitaremos Nazaret. Ya les he hablado de la región de Galilea, de la ciudad de Nazaret y de la basílica de la anunciación. Aquí les propongo algunas fotos de este lugar tan especial para todos los cristianos.



La gruta. Lo que queda de la casa de los padres de María, donde ella vivió hasta que se fue con José. El lugar de la anunciación. Encima está construida la gran basílica, muchas veces destruida y reedificada a lo largo de los siglos.



El altar de la cripta, junto a la gruta, en el centro de lo que fue la basílica bizantina.


Vista de conjunto de la cripta


Fachada principal de la basílica


Interior de la basílica superior


Cúpula central


Una de las muchas representaciones de la Virgen María que cubren las paredes de la basílica y del patio exterior


Basílica de san José, construida sobre la casa que habitó la Sagrada Familia a su regreso de Egipto.


Vista de la ciudad desde el monasterio de las madres carmelitas descalzas.

6 comentarios:

  1. ¡Qué lugares tan especiales! gracias al blog, les acompañamos en su peregrinación porque la historia de Dios no es paralela a la historia humana, sino que se hace tangencial a ella. El espacio y el tiempo, en cuanto coordenadas históricas, han sido en el pasado, son en el presente y serán en el futuro, momentos de la revelación de Dios (cf DCG 44); momentos donde Dios se hace tangencial al hombre, manifestándole y ofreciéndole su proyecto de salvación, esperando de él la respuesta de la fe en obediencia y acogida (cf CCE 144-149). De ello son testigos cualificados Abrahán en el Antiguo Testamento, María de Nazaret en el Nuevo y tantos evangelizadores en la Iglesia hoy. La novedad del espacio-tiempo constituye el lugar teológico para escuchar el designio salvífico de Dios para con el hombre.
    De la mano del P.Eduardo es un regalo visitar Tierra Santa.
    Javier y Conchita

    ResponderEliminar
  2. Que lindos recuerdos traen esas fotos padre,gracias .
    Ana

    ResponderEliminar
  3. El Señor le abrace siempre padre...gracias...

    ResponderEliminar
  4. Que la Virgen le de mucha salud para dirigir estos viajes Yo le doy gracias por todo lo que he aprendido de sus viajes GRACIAS MARIA POR EL P EDUARDO Ana Maria

    ResponderEliminar
  5. Si estoy de acuerdo con Javier y Conchita, de la mano del P.Eduardo es un regalo y yo le añado bendición visitar Tierra Santa y todos los lugares llenos de espiritualidad! Gracias Señor por permitirme conocer tanto con el P. Eduardo! Alina

    ResponderEliminar
  6. Padre Eduardo estoy abriendo los blogs poco a poco y cada día me lleno de tanta alegría y regocijo al volver sobre esos maravillosos lugares a los que el Señor, a través de usted su hermoso instrumento, nos permitió conocer, y no solo físicamente los lugares, sino a interiorizar el verdadero significado de la obra de Dios, del inmenso amor del Padre y del Hijo por nosotros y el desarrollo desde la anunciación(en este blog) nacimiento, vida, apostolado, pasión, muerte y resurrección de quien tanto nos ama. Gracias Padre. Dios lo bendiga por siempre.

    ResponderEliminar