Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 4 de mayo de 2014

Día de la madre


Tradicionalmente, en los países católicos se celebraba el día de la madre el 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción de María. En España fue así hasta 1965. Hoy solo se conserva esa tradición en Panamá, que yo sepa. 

En otros lugares se celebra en fechas distintas. En España (de donde soy natural), el primer domingo de mayo y en Italia (donde resido) el segundo domingo de mayo. Felicidades a todas las madres.

Ya hemos dedicado muchas entradas a hablar de las mujeres bajo distintos aspectos. Incluso algunas a recoger chistes de madres (aquí y aquí, por ejemplo). 

Hoy no les digo más. Solo les pido que vean este video de 4 minutos en el que se hacen entrevistas de trabajo.

5 comentarios:

  1. Bueno, pues aquí se ve lo egoístas que somos los seres humanos; les cuentan que su madre ha sido una esclava y ellos, tan contentos oye. De lo que no se percatan las mujeres es de que, con el tiempo, ellas seguramente acabarán en la misma esclavitud.
    A mí, esas alabanzas que han inventado los hombres para alabar a las mujeres por su abnegación, me parece una trampa: las ponen en un pedestal para perpetuar su papel de esclavas. Más les valdría que, en vez de tanta alabanza, se pusieran a compartir la responsabilidad de los hijos. Probablemente, así se solucionaría el problema de la baja natalidad que hay en los países desarrollados.
    Yo enfoco este vídeo por este lado y veo su lado de crítica. Me dan grima todas esas alabanzas que se producen sobre todo en el día de la madre para mantener a las mujeres en su esclavitud.
    En fin, no sé si este comentario mío es muy apropiado para este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que muchas de las idealizaciones que se han hecho de las mujeres a lo largo de los siglos han sido para someterlas: "Son tan bellas y frágiles y buenas, que hay que protegerlas, como si fueran de porcelana, sin dejarlas decidir por sí mismas"... Pero no veo yo que este video sea así. Al contrario, exagerando las cosas hace tomar conciencia de lo que significan las madres para poder ser agradecidos. De todas formas, son bienvenidos otros puntos de vista que nos hacen reflexionar.

      Eliminar
    2. Me alegro de leer tu reflexión, Eduardo. Es raro que un hombre se de cuenta de la trampa que suponen las idealizaciones. Y no se suelen dar cuenta porque no les interesa, claro. Así que alabo tu valentía.
      Y con respecto a lo del vídeo, no me he explicado muy bien. El vídeo me gusta por lo que tu dices: al exagerar las cosas, es verdad que se fomenta el agradecimiento pero, a la vez, se abre la puerta a la toma de conciencia y a la crítica, que es lo que yo he querido subrayar.
      Creo que lo que decimos no se contrapone.
      Ah, y gracias por admitir mi comentario, Eduardo.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Gracias Mamá, que estarás en el cielo, por lo que has hecho por mí y por mis hermanos y por nuestra niña discapacitada, sigue protegiéndonos, díselo también a papá, besos.Isabel

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno ¡No es para tanto!
    Dicen, que todos esos trabajos, desvelos, sacrificios , tienen su recompensa ¿Será verdad?
    Yo no pienso que ninguna madre esperemos ninguna recompensa, todo lo hacemos por que somos ¡MADRES! Fina.

    ResponderEliminar