Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 26 de abril de 2017

Bodas de plata sacerdotales


Hoy se cumplen 25 años de mi ordenación sacerdotal. Fue en la ciudad de Valencia y se celebraba la Octava de Pascua. Desde aquel día he vivido y realizado mi ministerio en distintos lugares. En todos me he sentido a gusto, gracias a Dios. Y en todos he encontrado gente maravillosa que llevo siempre en mi corazón

Por entonces yo ya estaba en el Carmelo desde 8 años antes, por lo hace 32 años que vivo mi vocación en esta familia religiosa, con la que me siento totalmente identificado.

Vine al convento con 18 años, hice mis votos religiosos el mismo día que cumplí los 20 y me ordené con 25. Hoy, a mis 50 años, doy gracias a Dios por todo lo vivido, por las personas que ha puesto en mi camino, por quienes acompañaron las distintas etapas de mi formación (de una manera especialísima por el que fue mi maestro de novicios, el P. José Fernández Marín, del que tanto tengo que seguir aprendiendo), por todo y por todos.

Ciertamente, solo puedo dar gracias a Dios, que me llamó a su servicio y me confió este ministerio para servicio de los hermanos en su Iglesia. No encuentro mejores palabras que las del famoso canto "Qué detalle, Señor, has tenido conmigo". Copio la letra después del vídeo.



Qué detalle, Señor, has tenido conmigo
cuando me llamaste, cuando me elegiste,
cuando me dijiste que tú eras mi amigo.
Qué detalle, Señor, has tenido conmigo. (bis)

Te acercaste a mi puerta y pronunciaste mi nombre.
Yo temblando te dije: aquí estoy, Señor.
Tú me hablaste de un Reino, de un tesoro escondido,
de un mensaje fraterno que encendió mi ilusión.

Qué detalle, Señor, has tenido conmigo
cuando me llamaste, cuando me elegiste,
cuando me dijiste que tú eras mi amigo.
Qué detalle, Señor, has tenido conmigo. (bis)

Yo dejé casa y pueblo por seguir tu aventura;
codo a codo contigo comencé a caminar.
Han pasado los años y, aunque aprieta el cansancio,
paso a paso te sigo sin mirar hacia atrás.

Qué detalle, Señor, has tenido conmigo
cuando me llamaste, cuando me elegiste,
cuando me dijiste que tú eras mi amigo.
Qué detalle, Señor, has tenido conmigo. (bis)

Qué alegría yo siento cuando digo tu nombre,
qué sosiego me inunda cuando oigo tu voz.
Qué emoción me estremece cuando escucho en silencio
tu palabra que aviva mi silencio interior.

Qué detalle, Señor, has tenido conmigo
cuando me llamaste, cuando me elegiste,
cuando me dijiste que tú eras mi amigo.
Qué detalle, Señor, has tenido conmigo. (bis)

13 comentarios:

  1. El Señor le ilumine para que pueda seguir ejerciendo su ministerio con paz y gozo. Paolo.

    ResponderEliminar
  2. Buenos dias P.Eduardo y,¡¡¡¡FELICIDADES!!!, esa canción creó está dedicada a Vd. Que Dios lo bendiga y conserve muchos más años a ÉL.Es un gozo tan grande ser su servidor. La Virgen cuide y, el Espíritu Santo ilumine toda su vida.
    Un abrazo con Jesús y María. ����
    Rosa

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Padre, por sus bodas de plata que el Señor le siga iluminando y fortaleciendo y con ayuda de su Madre nuestra señora le siga dando su luz y su fuerza. que el señor le siga bendiciendo

    ResponderEliminar
  4. 🎊🎉🎈Gozoso y bendecido aniversario en el Señor, que lo elegido de entre los hombres a su servicio de evangelizacion y Muy bien que lo hace. 🎊🎉

    ResponderEliminar
  5. ¡Muchas Felicidades! Es usted un don para la Iglesia del que nos beneficiamos todos. Que Dios le conceda poder servirlo muchos años más.

    ResponderEliminar
  6. Como decía Jaime Gil De Biedma: "Ahora que de casi todo hace ya 20 años..."
    Tú no te acordarás, pero yo estuve allí.Fui desde Zaragoza en el Arion, con Lourdes y otras...

    Felicidades por este día y por tantos días que han pasado desde entonces. Ahora... ¡A por las Bodas de Oro!

    ResponderEliminar
  7. Felicidades P. Eduardo por sus bodas de plata. Me uno a Ud. en su alegría y en su gozo y pido al Señor que derrame sus bendiciones y le de su fortaleza porque todavía falta la otra mitad del siglo!!!

    ResponderEliminar
  8. Muchas Felicicidades!!! Qué el Señor le continúe bendiciendo siempre y nunca se canse de anunciar la Buena Noticia!! (Nuria)

    ResponderEliminar
  9. Hola Eduardo. Veo que tu ministerio es como "una fuente que mana y corre", y que el Espíritu del Señor te anima con su fuego, sus carismas y su fuerza. Te mando un abrazo desde México.

    Fraternalmente: Mario (ex-carmelita).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Mario, ¡Qué alegría saber de ti después de tantos años! He entrado en tu página y leído algunas cosas que me han gustado. Dios te bendiga.

      Eliminar
    2. También el gusto es mío, estimado Eduardo (De Burro de Osma). Es un honor que leas lo que escribo y es un gusto leerte diario. Deseo que la comunicación no se interrumpa y podamos compartir lo que surge del corazón. ¡Arrivederci regazzo!

      Eliminar
  10. Felicidades, muchas felicidades p. Eduardo por estos veinticinco años, dedicados a la comunidad cristiana y al servicio de los demás.
    Por todo ello, gracias.
    También doy gracias a Dios por haberte puesto en mi camino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Muchas felicidades por toda la alegría, cariño, bondad evangélicos que lleva a nuestras vidas, dándonos luz y fuerzas en el camino. Qué nuestra Santa Mdare siempre le lleva en su corazón. Rosana

    ResponderEliminar