Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 27 de diciembre de 2014

Poemilla natalicio de la enfermera


Amigos todos, últimamente les he propuesto muchos poemas navideños (de santa Teresa de Jesús, de san Juan de la Cruz, de santa Teresita...) Y es que estoy convencido de que la mejor manera de acercarnos al misterio de la Navidad son las diversas manifestaciones artísticas que los creyentes han ido componiendo a lo largo de los siglos, como les recordaba en esta entrada. Hoy les propongo un poemilla simpático y tierno de 
José María Fernández Nieto (1920-2013). Disfrútenlo.

Enfermera, Jesús tiene calentura
de amor y de primavera.
¿Sabes tú con qué se cura?

Enfermera, por favor,
piensa qué le vas a dar,
que es el suyo un mal de Amor
que no se puede curar.

Enfermera, acércate hasta el Portal
y ponte a su cabecera.
¡Ay, si su Madre supiera
con qué se cura este mal!

La enfermera, en oración,
se arrodilló humildemente.

Como una roja simiente
le dejó su corazón
sobre la paja del heno.

Y Jesús se puso bueno… 
de repente.

2 comentarios:

  1. ¡¡Ay, que recuerdos padre!! Algun año hemos recitado con ustéd este poema cuando haciamos las posadas. Fina.

    ResponderEliminar
  2. Feliz Navidad Fina y a todos los bloggeros. Mis mejores deseos para todos en especial al p. Eduardo q nos mantiene unidos a través de su página.

    ResponderEliminar