Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 19 de marzo de 2013

Santa Teresa y San José

La devoción de santa Teresa de Jesús por san José es sobradamente conocida. Acompaño un texto suyo con dos preciosas pinturas del pintor colombiano del s. XVIII Joaquín Gutiérrez. Una representa a san José protegiendo bajo su manto el monasterio que ella ha construido en su honor y la otra representa a santa Teresa llevando las almas (dibujadas como ovejas) a san José. Nótese que en el segundo cuadro, detrás de la Santa se puede ver en el suelo el gorro de doctora junto a un libro (aunque oficialmente no se le reconocía el doctorado, en las obras de arte es muy común representarla como tal).


Tomé por abogado y señor al glorioso San José y me encomendé mucho a él. Vi claro que este padre y señor mío me sacó con más bien del que yo le sabía pedir, tanto de esta necesidad como de otras mayores de pérdida de la honra y del alma. No me acuerdo de haberle suplicado hasta ahora algo que él haya dejado de hacerlo. Son asombrosas las grandes mercedes que Dios me ha hecho por medio de este bienaventurado Santo y de los peligros que me ha librado, así de cuerpo como de alma.

Parece que el Señor dio gracia a otros Santos para socorrer en una necesidad, pero tengo por experiencia que este glorioso Santo socorre en todas. El Señor quiere darnos a entender que así como le fue sujeto en la tierra (ya que le podía mandar, porque le hizo de padre, aunque era su ayo), así en el cielo hace cuanto le pide. Esto también han visto por experiencia otras personas a quien yo decía que se encomendasen a él; y hay muchas que, experimentando esta verdad, empiezan a serle devotas.

Yo querría persuadir a todos para que fuesen devotos de este glorioso Santo, por la gran experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios. No he conocido persona que de veras le sea devota y haga particulares servicios, que no la vea más aprovechada en la virtud; porque él ayuda en gran manera a las almas que se le encomiendan. Desde hace tiempo, cada año le pido una cosa el día de su fiesta, y siempre la veo cumplida. Si la petición va algo torcida, él la endereza para más bien mío.

Si yo fuera persona que tuviera autoridad de escribir, de buena gana me alargara en decir detenidamente las mercedes que este glorioso Santo ha hecho a mí y a otras personas. Solo pido por amor de Dios que lo pruebe quien no me creyere, y verá por experiencia el gran bien que es encomendarse a este glorioso Patriarca y tenerle devoción. En especial, las personas de oración siempre le deberían ser aficionadas; porque no sé cómo se puede pensar en la Reina de los ángeles en el tiempo que tanto pasó con el Niño Jesús, que no den gracias a san José por lo bien que les ayudó. Quien no hallare maestro que le enseñe oración, tome este glorioso Santo por maestro y no errará en el camino (Libro de la Vida 6,6-7).

7 comentarios:

  1. Muy cierto Padre. La misión de San José fue muy bonita e importante, fue quien cuido de nuestra Madre y de nuestro Jesús. Fue como un sagrario que guardaba y cuidaba a Jesús. Tengo una pelicula de San José que me regalo una amiga muy devota y a raíz de ver la vida del Santo pues le tomé mucho cariño y ahora soy devota de el.
    Gracias Padre por todo lo que nos enseñas. Bendiciones y mucha paz y alegría.

    ResponderEliminar
  2. San José, abogado de los que viven con sencillez y se esfuerzan por encontrar a Dios en la vida ordinaria, ruega por nosotros. E.N.

    ResponderEliminar
  3. Gracias,padre,por centrar hoy nuestra mirada en San
    José. Su mensaje ha sido el inicio del concierto, y el
    Papa nos ha regalado el colofón. Me han encantado sus
    reflexiones y el camino de vida que presenta,una y otra
    vez.Que el Señor lo bendiga y guarde. Betania

    ResponderEliminar
  4. Graccias Padre San Jose fue el primer adorador de Jesus Como lo miraria San Jose El Padre le hizo pasar una prueba muy fuerte Pero la vida que paso al lado de Jesus Que gozo mas grande

    ResponderEliminar
  5. Vivo al lado de una capilla que se llama San José. En una ocasión sentí la presencia de San José mostrándome una ternura inigualable. Si todos los padres tuvieran esa ternura el mundo sería diferente.

    ResponderEliminar
  6. ¡ OH ! " LA CASA NAZARETANA ..." ¡ SERÁ ... ES ... FUE ...! ¡ EL SAGRADO CORAZÓN DE DIOS UNO EN VOS ...! ¡ SAN JOSÉ ...! ¡ CON EL CORAZÓN DE MARÍA ...! `AMÉN ...! ¡ AMÉN ...!!! ¡¡¡ SAN JOSÉ INTERCEDE ...!!!!!!!!!!!!!! ¡¡¡ OH PADRE GRACIAS POR TODO SU CAUDAL PRECIOSO NUTIRÍENDONOS EN ESTOS CAMINOS DE DIOS ... DÁNDONOS DE BEBER DE TODOS LOS TESOROS DE DIOS Y DE MARÍA SANTÍSIMA ... Y DE ESTOS SANTOS QUE CON ELLOS SON UNO EN LATIDOS ETERNOS ... Y USTED ... PADRE ... NOS ABRE UNA A UNA ESTAS PÁGINAS ESTAS PÁGINAS DE PASIONES VÍRGENES ... AMORES DE DIOS .... ! ¡ AGUAS CRISTALINAS ... VERTIENTES POIDEROSAS ...!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Que bonito,en mi querido México en los lugares más escondidos de ranchitos y pequeños pueblos en los estados del norte,se le venera cada año y se le hacen grandes fiestas en su honor a Señor San José...Gracias Padre.

    ResponderEliminar