Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 19 de junio de 2016

Todos somos uno en Cristo


En el evangelio de hoy, Jesús pregunta: «¿Quién dice la gente que soy yo?» y a continuación: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?». Lo he comentado en varias ocasiones desde distintos puntos de vista.

Quienes tengan interés pueden consultar mi explicación del mismo pasaje en la versión de Marcos en esta entrada titulada «¿Quién es Jesús?». También pueden consultar una explicación del teólogo Hans Urs von Balthasar en la entrada titulada «Tú eres el mesías».

No voy a seguir abundando en el mismo argumento. Les ofrezco un comentario en el que explico cada palabra y cada frase del salmo responsorial de hoy que repite como respuesta: «Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío». Pueden consultarlo aquí.

Por otro lado, la segunda lectura, tomada de la carta del apóstol san Pablo a los Gálatas, afirma que entre los cristianos «no hay judío y griego, esclavo y libre, hombre y mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús».

¿Quién es Jesús? Ante todo el que salva a todos, sin hacer diferencia entre hombres y mujeres ni entre los pertenecientes a distintos grupos sociales o económicos.

Jesús trata a cada uno de una manera única, pero defiende la igualdad de derechos de todos, ya que él ha dado la vida por todos.

Todos somos uno en Cristo, porque él es la cabeza y nosotros formamos su cuerpo.

1 comentario:

  1. Señor, yo quiero que tu seas lo mas importante en mi vida, lo unico, lo que de verdad importa, mi todo. Ayudame Señor a desprenderme de lo que me ate para poder seguirte. Fina.

    ResponderEliminar