Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 12 de septiembre de 2015

Beata María de Jesús López Rivas


La beata María de Jesús López Rivas nació en 1560 en Tartanedo (Guadalajara, España), pero se crió en Molina de Aragón (también en la provincia de Guadalajara). A los 15 años se sentía atraída a la vida religiosa. Su confesor, que había conocido a la madre Teresa de Jesús, la puso en contacto con ella.

Entró con 17 años en el monasterio de Toledo. Santa teresa escribió a la comunidad diciendo que enviaba una joven con 5.000 ducados de dote, pero que la tenía en tanta consideración que pagaría de buena gana 50.000 para quedársela en San José de Ávila.

Estuvo enferma toda su vida, pero esto no le impidió ser sacristana, enfermera, maestra de novicias y priora. Murió con casi 80 años.

Cuando santa Teresa estaba escribiendo las Moradas del Castillo Interior, le dio a leer el manuscrito. La beata le hizo tan buenas observaciones, que ella la llamaba cariñosamente "mi letradillo".

He contado su vida y copiado las oraciones de la misa en su honor aquí. He hablado de su convento de Toledo aquí.

1 comentario:

  1. Me ha llamado la atencion que apesar que estuvo enferma toda la vida cumplio la voluntad de Dios dentro del convento muriendose a los 80 años Ana Maria

    ResponderEliminar