Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 13 de enero de 2017

Amor humano y divino en el Cántico espiritual


El próximo sábado, 21 de enero, por la mañana (de 10 a 13,30) tendremos jornada de retiro en el convento de los carmelitas descalzos de Plaza España de Madrid. El título es: "Amor humano y divino en el Cántico espiritual de san Juan de la Cruz" (segunda parte).

Durante todo este curso, el Carmelo seglar de Madrid organiza un retiro mensual con san Juan de la Cruz. El de octubre lo predicó el padre Francisco Brändle, el de noviembre lo prediqué yo y el de diciembre el padre Antonio Benéitez. Pueden escuchar el audio de los tres retiros en este enlace.

En noviembre vimos la primera mitad del Cántico espiritual, comentando el significado del poema. El 21 de enero veremos la segunda mitad y tendremos la oportunidad de profundizar en su mensaje.

El retiro tendrá lugar en la iglesia y la entrada es libre y gratuita. Todos están invitados. La otra vez éramos unas doscientas personas y creo que todos disfrutamos del encuentro.

3 comentarios:

  1. Gracias Padre por compartir los audios. Es una gran oportunidad para las personas que no podemos hacernos presentes físicamente.
    Aún no los he escuchado , pero estoy segura de su riqueza espiritual.

    ResponderEliminar
  2. Dedicado a San Juan de la Cruz

    Acabo de leer...

    Acabo de leer tu Cántico, tus versos
    Que descollan ternuras y sencilla alegría
    Y hay un pasmo incipiente en mis sentires yermos
    Y mi espíritu encuentra moradas de sosiego.

    Y yo que me encontraba desmedrada y exigua
    Toda lloro de esperas y tránsitos dolientes
    Me he vuelto toda alma y llamarada viva
    Y de humanos amores desasida y paciente.

    Acabo de leer. Y ya un ansia insaciable
    de aspiraciones altas y ultramortal fervores
    depura mis sentidos. Y mi entrega consiente
    en un gesto callado de graveza serena.

    Tu cántico y tus versos, esa prosa inefable
    grácil y atormentada de altos pensamientos
    ha dejado en mi alma una estela de ardores
    y en mi costado herido perpetuos transimientos.

    Cristina Cammarano
    Montevideo- uruguay

    Gracias y bendiciones para Usted y sus hermanos carmelitas.

    ResponderEliminar