Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 21 de octubre de 2016

Centro de interpretación de las Moradas en Villanueva de la Jara


Del 12 al 15 de octubre he estado en Villanueva de la Jara, la decimotercera fundación de santa Teresa de Jesús, predicando un triduo en su honor y consultando los documentos que se conservan en el monasterio sobre el proceso de canonización de la venerable Ana de san Agustín, compañera de santa Teresa, que está allí enterrada.

Tuve el gozo de visitar el "centro de interpretación de las Moradas de santa Teresa", un museo originalísimo, muy interesante, en el que se unen la pintura, la escultura y los montajes audiovisuales para crear una instalación única.

En la antigua "casa de los capellanes", en la que habitualmente residían algunos religiosos carmelitas descalzos en el pasado (yo dormí en ella cuando era estudiante), se ha montado este espacio artístico-espiritual.

La realizadora de tan singular obra es la polifacética artista Ana Queral, nacida en Cuba, formada en México y residente en España. Pueden consultar su página web, con numerosas fotografías, vídeos y textos en este enlace y su cuenta de facebook en este otro.

Precisamente mientras yo me encontraba en la Jara tuvo lugar la presentación del libro "Centro teresiano de interpretación de las Moradas de santa Teresa de Jesús", que cuenta la génesis y realización de este proyecto y recoge los textos que acompañan la visita del museo. En la foto de arriba pueden ver la portada del libro.

En dicha presentación participaron Ana Queral (la autora) y Julia Sáez-Angulo (de la asociación internacional de críticos de arte AICA), que también redactó el prólogo del libro. Fue un placer conocerlas y compartir con ellas.

Julia ya había hablado del libro en el blog "La mirada actual", anunciando su presentación, el 11 de octubre. Allí recoge el prólogo del libro, que dice así:

“Si algo he constatado a lo largo de la lectura y la vida, es que la figura y los libros de Santa Teresa de Jesús crean adicción. La gran reformadora del Carmelo, doctora de la Iglesia, nos dejó en sus páginas de Las Moradas o Castillo Interior una pedagogía sabia y entrañable de las relaciones del alma con Dios. Contemplar como la santa de Ávila veía la relación del espíritu con Su Divina Majestad es un goce ascético y literario al mismo tiempo.

Ana Queral, artista pluridisciplinar, ha tenido la audacia de dar ambientación, forma y plasticidad a las siete moradas del alma hasta alcanzar la cumbre de perfección y unión con Dios. Apoyada en la confianza de las Madres Carmelitas de Villanueva de la Jara, la autora --artista hispana por excelencia, porque es cubana de nacimiento, española de ascendencia y nacionalidad, y mexicana por sus muchos años de residencia en aquel país-- se entregó de lleno a la empresa ambiciosa de ambientar el Centro Teresiano de Interpretación de Las Moradas. Doy fe de ello porque he sido testigo de su dedicación día y noche, absorbida por el empeño de crear una suerte de lugar singular para plasmar algo hermoso y diferente.

La UNESCO, organismo internacional para la cultura, advierte sobre la frecuente homogeneidad de los museos, el peligro de que unos se parezcan a otros como gotas de agua y resulten tediosos para el espectador. Nada de esto ocurre con el Centro Teresiano de Interpretación de Las Moradas de Santa Teresa, concebido en Villanueva de la Jara y llevado a cabo por Ana Queral, porque la autora no ha caído en la rutina de un centro más al uso.

La conocida como Casa del Capellán, que hoy alberga el Centro Teresiano de Interpretación de Las Moradas, es un espacio artístico singular, en el que Ana Queral ha sabido plasmar unos conceptos ascéticos en diversas artes visuales que incorporan dibujo, pintura, escultura, murales, objetos, instalación, recreación…

Con una creatividad y una audacia pasmosas, la artista hispana permite en el Centro el seguimiento paulatino de los pasos del alma, que guiada por la humildad y el amor a Dios llega a la cima ascética, al corazón más recóndito del Castillo Interior. Un camino que pasa por la luz y la noche oscura hasta llegar a la meta definitiva del amor.

Con buen criterio, la artista leyó el texto de Las Moradas en el castellano antiguo original, en el que escribió la santa abulense con su cálamo, iluminada por el Espíritu Santo, tal y como la interpreta la iconografía que la Iglesia y los artistas le atribuyen. Una lengua castellana escrita con donosura, con amor, rigor y cierto humor al mismo tiempo. Pero, como autora del siglo XXI, Ana Queral nos devuelve el libro de Santa Teresa en una escritura y reinterpretación accesible a la comprensión del hombre y la mujer de hoy. Algo meritorio y digno de agradecimiento, para gozar de esa adicción a la Santa.

La bibliografía sobre santa Teresa de Jesús es abundante y preciosa. Por citar sólo algunos autores que han abordado con inteligencia la vida y obra de Santa Teresa de Jesús, estarían los nombres de la irlandesa Kate O´Brian, la francesa Marcelle Auclair, o el hispanista galo Joseph Pérez, amén del padre carmelita Efrén de la Madre de Dios. Pues bien, Ana Queral se une a la riqueza bibliográfica teresiana, con este libro que narra la gestación y realización de un proyecto ambicioso, de un Centro de Interpretación Teresiano que acoge la didáctica de Las Moradas hechas arte.

Villanueva de la Jara y su convento de Madres Carmelitas han tenido el acierto y la fortuna de encontrar en Ana Queral, una artística que ha hecho una interpretación espléndida de una obra maestra de la ascética y la literatura”.

Pueden consultar la entrada aquí.

En el mismo blog publicaron la crónica del acto de presentación, en la que incluyen una fotografía de la imagen procesional de santa Teresa del convento y otra mía dirigiéndome a la gente. Allí afirman:

"La presentación del libro Centro de Interpretación de Las Moradas de Santa Teresa de Jesús de la pintora Ana Queral en el centro cultural del Ayuntamiento de Villanueva de la Jara, contó con la presencia de la alcaldesa Mercedes Herreras Fargati, la concejala de Cultura, Teresa Collado, el padre carmelita Eduardo Sanz de Miguel y la crítica de arte Julia Sáez-Angulo.

La alcaldesa agradeció la presencia de la autora del libro en Villanueva de la Jara y recordó que la villa real se prepara para la celebración de la festividad de santa Teresa, el próximo sábado 15 de octubre, acontecimiento en el que habrá festejos y desfiles de carruajes y ofrendas.

Villanueva de la Jara, que cuenta con la decimo tercera fundación de un convento de carmelitas por la Santa reformadora del Carmelo, está dentro de la ruta de huellas teresianas, lo que supone un incremento de visitantes al municipio que cuenta con dos mil setecientos habitantes.

La concejala de Cultura subrayó que el “Centro Teresiano es una obra única donde Ana Queral ha plasmado el pensamiento de la Santa andariega… obra en la que se mezcla tanto pintura como escultura, sonidos, luces y la voz de una monja carmelita que explica a los visitantes”.

Julia Sáez-Angulo hizo un recorrido por la figura y la obra artística de Ana Queral, abstracta y figurativa, que se integra en la instalación y ambientación del recorrido del Centro Teresiano, su gracia y desenvoltura para hacer un museo ex novo sobre una obra ascética, lugar lleno de sugerencias y guiños. “Solo una autora imaginativa y libre como Ana Queral pudo hacer una realización singular como el Centro Teresiano en Villanueva de la Jara”.

La autora del libro intervino para narrar la génesis del Centro Teresiano de Interpretación, todo un museo de ambientaciones sobre Las moradas, en siete espacios plásticos que siguen el camino ascético del alma hasta unirse con Dios. “Son las propias experiencias de la Santa reformadora”, señaló Queral en su intervención. Relató algunos avatares del proyecto y su realización, así como el empeño repetido de las madres carmelitas y ella misma de “hacerlo todo para la mayor gloria de Dios”.

Cerró el acto el padre carmelita Eduardo Sanz de Miguel, quien después de elogiar a Santa Teresa como mujer humanista y de fe en su tiempo, señaló que los libros más vendidos después de la Biblia son Historia de un alma de santa Teresita del Niño Jesús y Las Moradas de Santa Teresa.

En la presentación estuvieron presentes escritoras y artistas que viajaron desde Madrid, algunas de ellas, miembros del Grupo del Sol, fundado por Ana Queral, así como ciudadanos de Villanueva de la Jara.

Los visitantes visitaron el Centro Teresiano en la mañana, la iglesia basílica de la Asunción y la iglesia de Santa Ana, perteneciente al convento de carmelitas, donde se encuentra la tumba de la Venerable Ana de San Agustín, que acompaño a la Santa a fundar el monasterio jareño".

Pueden consultar la entrada aquí.

1 comentario:

  1. ¡Uy, padre! Ya esta usted dandonos envidia. ¿Para cuando un viajecito a ese maravilloso museo? Fina

    ResponderEliminar