Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 2 de enero de 2016

La Navidad no ha terminado


Con la fiesta de santa María Madre de Dios, ayer concluyó la «octava de Navidad», pero no el tiempo litúrgico de Navidad, que se prolonga hasta la fiesta de Epifanía (el 6 de enero y en los sitios donde ese día no es festivo, el domingo 3 de enero) y la fiesta del bautismo del Señor (el 10 de enero). Popularmente se dice que «hasta san Antón Pascuas son» (la fiesta de san Antonio Abad es el 17 de enero) y la tradición antigua era dejar los belenes o pesebres puestos hasta la fiesta de la presentación del Señor en el templo (el 2 de febrero).

En años pasados he tratado de varios temas para profundizar en el significado de la Navidad más allá de las fiestas externas: «Cristo es la luz del mundo», «El nacimiento virginal de Jesús», «La Palabra se hizo carne», «La divina filantropía», «Acampó entre nosotros», «El desposorio entre Dios y los hombres», «El admirable intercambio», «Los años ocultos de Jesús», «La vida sencilla de Nazaret», «La vida sencilla de Jesús, José y María», «Jesús crecía en edad, en sabiduría y en gracia», «Un niño "como los demás"», etc. Pueden leerlos haciendo un sencillo click sobre cada título.

En mi convento de Burgos estos días he orado mucho por todos los que llevo en mi corazón y por todos los lectores del blog, pidiendo a Jesús que nazca y crezca en sus corazones, que los llene de su paz y de su ternura, que los bendiga con el don del Espíritu Santo. Que este año santo de la misericordia sea un tiempo de gracia para todos los creyentes. Amén.

1 comentario:

  1. AMEN. Muchas gracias Padre Eduardo, que suerte y alegría me da el poder tener este blog a mi disposición siempre que quiera para mi formación cristiana y conocimiento mas profundo de DIOS de sus escrituras de la vida y espiritualidad del Carmelo y de sus Santos. FELIZ AÑO padre. YO También en mi hora de adoración rezare por Vd. por sus intenciones y que el SEÑOR le colme de bendiciones. Gracias...........M.Jose.

    ResponderEliminar