Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 6 de febrero de 2015

Sandalias, bastón y compañía


El P. Fernando Donaire (actual director del centro de espiritualidad de Úbeda) nos hace una preciosa crónica del primer día de capítulo (con una breve presentación de la llegada a Ávila el día anterior).

04.02.2015. Nieva sobre Ávila y al compás de los copos vamos llegando al Seminario de la ciudad para comenzar el Capítulo extraordinario de la nueva Provincia de Santa Teresa. Para los que no entienden de cosas de frailes, en breves palabras se podría decir que este Capítulo es el comienzo de una nueva andadura en común de cinco provincias que antes recorrían el camino de forma autónoma. La unión pretende revitalizar la vida, caminar juntos aunando esfuerzos y seguir caminando en comunidad de hermanos.
En la llegada se repiten saludos, encuentros, sonrisas y alguna duda. Hay buen clima. Rezamos vísperas y a descansar. Fuera hace frío.

05.02.2015. El P. General preside la eucaristía el primer día de Capítulo y nos da la clave. O mejor, la clave la da el Evangelio. Él sólo nos la recuerda. Que para seguir a Jesús, para anunciar su Palabra, sólo necesitamos unas sandalias, un bastón y un compañero de camino. Con eso basta. Y en el fondo, esa simplicidad es la que olvidamos la mayoría de las veces. Unas buenas sandalias y los pies curtidos para los caminos que hay que transitar. Un bastón para apoyarnos en los momentos de desánimo y un compañero de camino que nos sirva de espejo ante nuestra paranoias. Porque a veces necesitamos que alguien nos haga ver las cosas de otra manera. Y sentirnos acompañados en los días de desierto. Lo demás se da por añadidura. O mejor, se da a base de confianza y fe.

Ahora que Isabel Coixet estrena en la Berlinale una película con el sugestivo título “Nadie quiere la noche”, pienso que tiene razón. Nadie quiere transitar la noche de la madurez, del aprendizaje, de la palabra. Queremos cosas sencillas y rápidas. Y la vida no se vive como se come en un restaurante de fast food. La vida es otra cosa. Y tenemos que pasar la noche querámoslo o no. Con sandalias o sin ellas, con bastón o a cuerpo descubierto, pero sin prescindir de quien nos acompaña. De la comunidad y la presencia no podemos prescindir. Se nos haría demasiado fatigoso. Porque la noche es un espacio de tránsito que nos tiene que llevar a admirar el amanecer. 

Las sesiones capitulares comenzaron como quien empieza a recorrer el camino de un encuentro. De lo más superficial a lo más profundo. De decisiones de tiempo al tiempo de la elección. Y entre minutos y horas acabamos eligiendo al nuevo Provincial de la recién nacida Provincia de Santa Teresa. El momento de los abrazos cuando se produce una elección siempre saca de nosotros lo mejor que tenemos y que a veces escondemos, esa emoción de ser partícipes de algo nuevo e ilusionante que se transforma a ritmo de latidos.

Miguel Márquez, que así se llama el nuevo provincial portará la llama de esta nueva luz. Tarea siempre complicada la de mantener la llama encendida, pero estoy seguro que lo hará con cariño A todos nos queda acompañarle y transitar con él la noche de las decisiones, pensar juntos una nueva manera de presencia, de ir caminando juntos. Ni más ni menos. 

Terminamos la sesión de la tarde y de los extramuros de la ciudad nos encaminamos a los intramuros, al convento de La Santa, construido sobre su casa natal. Ella, buscadora de la verdad y lo interior, no podía estar en otro lugar. Y ahí nos encaminamos, física y metafóricamente. Porque este camino que ahora comenzamos y en el que ella nos guía, no es más que un camino hacia el interior. 

En su casa, rezamos la última oración, y terminamos el día primero de Capítulo. Aún queda mucho por delante, pero en buena compañía, apoyados en Él, hay sandalia para cualquier camino. Aunque no esté el tiempo para tanto dispendio. De sandalias, digo. Hasta mañana.

He tomado el texto de su cuenta de facebook.

6 comentarios:

  1. Pido al Señor que la nueva etapa que se inicia con la más amplia provincia de Santa Teresa sea para relanzar el espíritu de la Santa por todos los caminos. José Mª Celdrán.

    ResponderEliminar
  2. Dios bendiga al P. Miguel y a todos los miembros de la nueva provincia carmelitana. Paolo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tan bonito comentario. Nos unimos en la oración por la nueva Provincia.

    ResponderEliminar
  4. Dios bendiga a todos los p.carmelitas en todos sus caminos.
    Enhorabuena por la elección del nuevo provincial p.Miguel.
    La unión hace la fuerza.
    Que todos sean uno.
    En la cadena de las provincias, en una punta Jesús, al medio Maria y al final Santa Teresa de Jesús. Mejor compañía imposible.
    Rosa

    ResponderEliminar
  5. Es una bonita reflexión, que nos sirve a todos.
    Deseo que esta nueva andadura, de las cinco provincias unidas en la Provincia de Santa Teresa, sea para bien de la comunidad de todos los carmelitas.

    ResponderEliminar
  6. El P. Fernando, me ha trasladado al lugar con su preciosa crónica. Dios bendiga al P. Miguel y a toda la provincia; contad con nuestras oraciones.
    Nos unimos a la oración de una hna. CM. en su artículo para el informativo: Que María acompañe cada uno de vuestros pasos, ella os recordará como en la fiesta de Caná: "Haced lo que Ël os diga"
    Conchita

    ResponderEliminar