Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

martes, 12 de agosto de 2014

Los laicos carmelitas


Hoy es la fiesta del beato Isidoro Bakanja, del que hemos hablado aquí y aquí. Era miembro de la cofradía de la Virgen del Carmen y siempre llevaba su escapulario al pecho. Lo consideramos parte de nuestra Orden, ya que el Carmelo no son solo los frailes y las monjas, sino también todos los miembros de institutos religiosos y los laicos que se unen a nuestra familia por distintos vínculos. Cada uno vive su vocación carmelitana de una manera propia, pero todos formamos una sola familia religiosa. Del Carmelo Seglar en concreto trato aquí.


Santa Teresa de Jesús habla en varias ocasiones de "los que al presente nos amamos en Cristo". Era un grupo compuesto por algunas monjas y frailes carmelitas descalzos, sacerdotes y seglares, del que formaba parte también el obispo de Ávila. Se consideraban amigos y querían "hacerse espaldas unos a otros"; es decir, defenderse mutuamente y ayudarse a caminar en la amistad con el Señor.

Los laicos carmelitas son parte integrante de la familia carmelitana. Así lo reconocen numerosos documentos oficiales. Por ejemplo, el último documento capitular de mi provincia religiosa comenzaba así: "Queridos hermanos y hermanas en el Carmelo (frailes, monjas, miembros del Carmelo Seglar, religiosas de congregaciones afiliadas y laicos unidos a la Orden por distintos vínculos)".

Y concluía de la siguiente manera: "Reafirmamos también nuestro deseo de comunión y colaboración con todos los que formamos la gran familia del Carmelo Teresiano. A todos os encomendamos en nuestra oración y pedimos al Señor sus abundantes bendiciones para todos vosotros". Se puede ver el documento entero aquí.

De alguna manera, también los lectores de este blog forman parte de esta familia espiritual. El Señor los bendiga a todos.

6 comentarios:

  1. Gracias por todo Padre Eduardo que el Señor le siga bendisiendo a usted tambien.. Maggy Escajeda.

    ResponderEliminar
  2. Puede un laico de una orden determinada hacer ejercicios espirituales y lecturas pertenecientes a otras ordenes religiosas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo puede, sino que debe. Los santos no son patrimonio de un grupo cerrado, sino que pertenecen a toda la Iglesia. Por eso todos debemos conocerlos, aunque una espiritualidad concreta nos llene más.

      Eliminar
  3. ¡Gracias! Me siento muy dichosa de mi acercamiento al Carmelo y me considero ya,parte de esta gran familia.

    ResponderEliminar