Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 25 de noviembre de 2013

Videos del curso sobre la alegría de creer en Costa Rica


Estoy en Santo Domingo, donde acabo de terminar unos cursos sobre san Juan de la Cruz y sobre santa Teresa de Jesús, además de unos retiros para concluir el año de la fe, celebraciones, encuentros de oración y no sé cuántas cosas más. 

El P. Ariadys me dice cada vez: "Ahora toca esto", "ahora toca aquello", y yo me dejo llevar de un sitio para otro, disfrutando en compañía de unas personas estupendas, sedientas de Dios. Pueden estar seguros de que yo disfruto mucho más que ellos. Me limito a compartir lo que me hace feliz. Hoy por la mañana tengo un encuentro con las carmelitas de la enseñanza y por la tarde otro con los cursillistas.

Mañana, si Dios quiere, iré al Cibao (en el interior de la República Dominicana) para dar unas charlas sobre evangelización y la semana que viene, si Dios quiere, regreso a Santo Domingo para unas charlas sobre los evangelios de la infancia, para vivir el Adviento y la Navidad.

Mientras tanto, algunos amigos de San José de Costa Rica me han enviado fotografías de los días pasados allá y los enlaces a algunos videos sobre el cursillo que di allí del 11 al 15 de noviembre sobre "la alegría de creer", en el que expliqué los contenidos del Credo. 

Yo no sé cómo puedo sobrevivir teniendo el corazón tan dividido. En cada lugar que visito, Dios me bendice con gente maravillosa de la que yo puedo aprender mucho más de lo que les puedo enseñar. Es verdad que el reuma me da algo de guerra en los desplazamientos, pero las satisfacciones superan con mucho a las molestias.

Pongo aquí algunas de las fotografías que me tomaron en San José y también los enlaces a las charlas.

Oración inicial y presentación

El Credo, 1: ¿Qué es creer?


El Credo, 2: Contenidos de la fe

El Credo, 3: Dios Padre

El Credo, 4: Dios Padre (2)

El Credo, 5: Jesucristo

El Credo, 6: Jesucristo (2)

El Credo, 7: El Espíritu Santo

De momento, tengo estos enlaces. Los otros videos los irán colocando en la misma cuenta, aquí.








5 comentarios:

  1. Su corazón sobrevive,aunque esté muy dividido,porque es grande,muy grande,enorme.Y
    en cada momento y lugar se centra y dedica, con mucho amor y personalizando, a los que comparten su tiempo y espacio.
    ¡Muchas gracias,corazón inmenso! Todos cabemos en el.

    ResponderEliminar
  2. Padre, le extrañamos mucho en San José y esperamos que pueda regresar un día a compartir con nosotros su sabiduría y sus cantos y sus poesías. ¡Bendiciones!

    ResponderEliminar
  3. Padre, es Leonor de Santo Domingo, hoy le salude en la Casa San Pablo en los Cursillos de Cristiandad donde nos ha dado una maravillosa charla, y donde tambien le comente que estuve en su curso sobre Santa Teresa...CUANTO HEMOS APRENDIDO GRACIAS A DIOS Y A UD SU INSTRUMENTO....SIGA SEMBRANDO QUE A SU TIEMPO DARAN SUS FRUTOS PARA LA GLORIA DE DIOS!!

    ResponderEliminar
  4. le agrego mas, creo que soy un tanto mediatica...y este blog seguira su obra....lo dare a conocer entre mis amigos de facebook, y twitter y por el grupo que hemos creado, ECO CATOLICO....PREPARESE QUE TENDRA MAS LECTORES!

    ResponderEliminar
  5. Padre sabemos que tiene un corazón muy grande para acogernos a todos los que ha conocido en esta intensa evangelización en nuestras tierras.

    ResponderEliminar