Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 23 de diciembre de 2017

Domingo 4 de Adviento: Con María acogemos a Jesús


Nos disponemos a celebrar el cuarto y último domingo de Adviento, que es la preparación inmediata para las fiestas navideñas.

He dedicado varias entradas a comentar la liturgia y características de este día. Pueden verlas a continuación:

- 2012. María, nueva arca de la nueva alianza. En el relato de la visitación de María a su prima Isabel, san Lucas presenta a María como la nueva arca de la nueva alianza. Los dones del Mesías serán la alegría y el Espíritu, la alegría por haber recibido el Espíritu. Aún no ha nacido el Mesías, pero –ante la presencia de María, la llena del Espíritu, la preñada del Mesías, la nueva arca de la nueva alianza– estos dones se reparten como un anticipo, una pregustación de lo que ha de suceder.

2013. La concepción virginal de JesúsLa concepción virginal de Jesús en el vientre de María recuerda el misterio de su origen: el Salvador no es fruto del esfuerzo de la humanidad, de su evolución; sino don de Dios. En el momento de su concepción, Jesucristo no empieza a existir en absoluto; solo empieza a existir como hombre, de una manera nueva. Pero Él es el "Emmanuel", "Dios-con-nosotros".

2014. Alégrate, María, llena de gracia. En el ciclo "b" (que es también el de este año) se proclama el evangelio de la anunciación. En griego hay varias formas de saludar, pero no es normal dirigirse a otra persona con la expresión que aquí recoge el evangelio: «Jaire» (que significa «alégrate»). Si el ángel usa precisamente esta palabra es porque los profetas insistieron en que, cuando llegue el Mesías traerá la alegría al mundo.

2015. María se puso en camino y fue aprisa a la montañaEl evangelio (ciclo "c") presenta a María como modelo de fe, de acogida orante de la Palabra de Dios, y también de servicio, de atención a los demás. Las actitudes de María se convierten en el modelo que los cristianos deben seguir para vivir el Adviento y la Navidad: su fe, su silencio, su oración, su alabanza agradecida al Padre, su disponibilidad a la voluntad de Dios y al servicio.

- 2016. Jesús es Emmanuel. El evangelio (ciclo "a") habla de la anunciación a san José. El ángel le dijo que el niño que va a nacer de María es el Hijo de Dios, por eso lo llamarán JESÚS (que significa "Dios salva") y EMMANUEL ( que significa "Dios con nosotros"). Dios vino a nuestro encuentro, se hizo cercano en Jesús y se ha quedado para siempre entre nosotros. ¡A él sea la gloria por siempre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario