Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 6 de diciembre de 2015

Todo hombre verá la salvación de Dios


«Todo hombre verá la salvación de Dios». Lo dice el evangelio de hoy. Pero, para que esto suceda, tenemos que escuchar lo que también nos pide en el mismo evangelio san Juan Bautista, citando al profeta Isaías: «Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale».

Cada uno de nosotros está invitado a preparar el camino al Señor para que pueda venir a salvar al mundo. Cada vez que somos acogedores, que compartimos lo que tenemos, que perdonamos, que damos testimonio de nuestra fe... estamos preparando el camino para que el Señor se manifieste ante el mundo como el salvador, estamos colaborando con él para que el mundo sea más habitable.

He profundizado en la liturgia de hoy en la entrada titulada «Domingo II de Adviento: el juicio del Señor».

No hay comentarios:

Publicar un comentario