Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

lunes, 22 de octubre de 2012

Calderón de la Barca canta a santa Teresa



La que ves en piedad, en llama, en vuelo,
ara en el suelo, al sol pira, al viento ave,
Argos de estrellas, imitada nave,
nubes vence, aire rompe y toca al cielo.

Esta pues que la cumbre del Carmelo
mira fiel, mansa ocupa y surca grave,
con muda admiración muestra süave
casto amor, justa fe, piadoso celo.

¡Oh militante iglesia, más segura
pisa tierra, aire enciende, mar navega,
y a más pilotos tu gobierno fía!

Triunfa eterna, está firme, vive pura;
que ya en el golfo que te ves se anega
culpa infiel, torpe error, ciega herejía.

2 comentarios:

  1. Estos poetas del siglo de oro eran bien complicados. Las poesías de santa Teresa o de san Juan de la Cruz son mucho más sencillas de entender y mucho más modernas. También en esto rompieron moldes. Paolo

    ResponderEliminar
  2. Bien por Calderón. Estilo barroco y comprensible a un tiempo. Solemnidad y épico en el tono.

    ResponderEliminar