Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 4 de agosto de 2018

Fiesta de la Virgen de las Nieves


El 5 de agosto se celebra la fiesta de la dedicación de la basílica de santa María la Mayor de Roma, la popular advocación de nuestra Señora de las Nieves. Les invito a ver algunas entradas que he dedicado a esta fiesta en otras ocasiones:

Santa María de las Nieves. Cuenta la tradición que el Papa Liberio la mandó construir sobre el lugar donde descendió una nevada el 5 de agosto del año 358, en lo más alto del monte Esquilino de la Urbe. En recuerdo del acontecimiento, cada año tiene lugar una curiosa nevada artificial como la que pueden ver en el vídeo.

Nuestra Señora de las Nieves. Hoy es la fiesta de la dedicación de la basílica de santa María la Mayor de Roma. Con tal motivo, María es invocada y celebrada con muchos títulos: santa María de las Nieves en Roma, Nuestra Señora de África en Ceuta, Santa María de Ibiza en las islas Baleares, Santa María la Blanca en Vitoria, Santa María del remedio en Alicante...

Santa María la Mayor, la Virgen de las Nieves. La tradición dice que tal día como hoy en el año 358 nevó sobre el monte Esquilino de Roma. En ese lugar se construyó un templo en honor de la Virgen María, el primero de la cristiandad (no olvidemos que las persecuciones terminaron el año 313 y hasta entonces los cristianos no podían tener lugares de culto públicos). La iglesia de Santa María la Mayor es una de las cuatro basílicas papales, junto con San Juan de Letrán (la catedral de Roma, que en realidad está dedicada al Santísimo Salvador), San Pedro en el Vaticano y San Pablo extramuros. Les pongo algunas fotos para que puedan conocer esta preciosa basílica que conserva numerosos tesoros artísticos.

Icono de la Salus Populi Romani. A la Virgen María se la representa de muchas maneras, pero una de las más antiguas es la que se conserva en la "capilla Borghese" de la basílica romana de santa María la Mayor. Una leyenda medieval afirma que fue pintada por san Lucas y encontrada por santa Elena en el siglo IV en Jerusalén y desde allí llevada a Roma. La verdad es que es un icono bizantino regalado a la basílica el año 590 por el papa san Gregorio Magno, aunque es más antigua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario