Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 18 de mayo de 2018

Ven, Espíritu Santo


Mientras nos preparamos para la fiesta de Pentecostés, pedimos al Espíritu Santo que venga a nuestras vidas y las renueve con su gracia:

Ven, Espíritu Santo:
Quedan aún muchos muros
que han de ser derribados
y faltan aún muchos puentes
que han de ser construidos.
Tú, que creas la unidad
respetando la diversidad,
concédenos la reconciliación y la paz.

Ven, Espíritu Santo:
No somos verdaderos hermanos,
no conocemos el nombre
ni del que está a nuestro lado;
aún no sabemos hablar
lenguas que todos entiendan,
y hay mucha violencia en nuestras vidas.

Ven, Espíritu Santo:
Enséñanos a orar como conviene,
ayúdanos a ser discípulos de Jesús,
a escuchar con fe sus palabras
y a ponerlas en práctica.
Graba en nosotros
la imagen viva de Cristo.

Ven, Espíritu Santo:
sé nuestro mejor perfume,
nuestra alegría más auténtica,
nuestra fuente inagotable de vida,
nuestro sol y nuestra hoguera,
nuestro aliento y nuestra fuerza,
nuestro amigo y consejero.

Tienen la secuencia tradicional de Pentecostés "Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo..." (letra y música) en esta entrada:

- Secuencia de Pentecostés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario