Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 1 de febrero de 2018

Material para la fiesta de la presentación del Señor


El 2 de febrero se celebra la fiesta de la presentación del Señor en el templo de Jerusalén, a los 40 días de su nacimiento. Aquí enlazo con varias entradas que recogen la historia de esta fiesta, reflexiones bíblicas y espirituales, oraciones de la liturgia bizantina, poemas y oraciones, textos sobre la jornada de la vida consagrada, así como fotografías de algunas tradiciones que se celebran cada año en esta fecha.

La presentación del Señor. Historia de la fiesta. Hoy se celebra la fiesta de la presentación de Jesús en el templo, que está testimoniada en Jerusalén desde el final de las persecuciones, en el siglo IV. Los peregrinos que acudían a la ciudad santa la extendieron por las iglesias locales. En el siglo VI ya se celebraba en Roma y en Constantinopla, donde fue llamada «Hypapanté» (que significa «encuentro», en griego).

Presentación del Señor: historia, liturgia y oraciones. Los peregrinos que acudían a la Tierra Santa celebraban a lo largo de un año los distintos acontecimientos relacionados con la vida del Señor en los mismos lugares donde sucedieron. Al regresar a sus tierras, conservaron esta costumbre, por lo que se fueron desarrollando una serie de celebraciones que, a lo largo de un año, repasaban los distintos acontecimientos relacionados con la vida del Señor.

El Salvador llega con discreción y humildad (reflexión bíblica y espiritual). Cuando Jesús fue presentado en el templo, nadie se dio cuenta: ni el rey, ni los nobles, ni los sacerdotes, ni el pueblo. Esa familia era demasiado pobre para captar su atención. Ni siquiera tenían para comprar un corderillo, como exigía la ley de Moisés. Algo que solo se hacía una vez en la vida, para rescatar al hijo primogénito. A los pobretones de solemnidad se les permitía ofrecer en su lugar un par de pajarillos. Y eso hicieron José y María...

Oraciones de la liturgia bizantina para la fiesta de la Presentación del Señor. ¡Que se abra hoy la puerta del cielo! Porque el que no tiene principio, el Verbo del Padre, tuvo un inicio temporal, sin despojarse de su divinidad. Pues, siendo él un niño de cuarenta días, fue presentado por la Virgen Madre en el templo y el sacerdote lo recibió en sus brazos. El siervo dijo a su maestro: “Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz, porque mis ojos han visto a tu salvador”. ¡Gloria a ti, que has venido para la salvación del mundo, gloria a ti!

Vestir al Niño Dios. Cada año, el día de la Candelaria (2 de febrero) se renueva la tradición en México: personas de todas las edades acuden al templo portando sus imágenes del Niño Jesús, vestidas adecuadamente para la ocasión, para que se las bendigan. En esta entrada explico el origen de esta costumbre y recojo varias fotografías singulares.

Imágenes vestidas del Niño Jesús. En los monasterios contemplativos españoles se conservan muchas imágenes del Niño Jesús que tienen variados vestidos y objetos de decoración para las distintas fiestas del año. Antiguamente, cada religiosa se encargaba de cuidar y vestir a una o varias de estas imágenes, muchas de ellas de gran valor artístico, que pueden contemplarse en muchos museos conventuales. A continuación les recojo algunas imágenes para su deleite.

Fiesta de la presentación del Señor en el templo de Jerusalén (oraciones para la jornada de la vida consagrada). Padre santo, bendice a los consagrados para que, firmes en la fe y alegres en la esperanza, sean, por tu gracia, un reflejo de tu luz, instrumentos de paz y prolongación entre los hombres de la presencia de Cristo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Formas de consagración en la Iglesia. No hay una única manera de vivir la consagración. El Espíritu Santo embellece a la Iglesia con multitud de carismas: ermitaños y monjes contemplativos, frailes mendicantes, clérigos regulares, religiosas consagradas a la misión, institutos seculares, sociedades de vida apostólica.

Poesías para hoy. Les propongo dos poesías de Luis de Góngora y Argote, tituladas ambas "A la purificación de Nuestra Señora". Compuesta la primera en 1614 y la segunda en 1615. 

Presentación de Jesús en el Templo. Les propongo dos poemas para este día: uno de Jacinto Verdaguer (1845-1902) y otro de Gerardo Diego (1896–1987), que glosa una estrofa de Calderón (1600-1681).

No hay comentarios:

Publicar un comentario