Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Material para la fiesta de la Inmaculada


El 8 de diciembre se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Ya hemos dedicado muchas entradas a hablar de la historia, la liturgia y la espiritualidad de esta celebración, incluyendo textos de otros autores y cantos. Pueden verlas a continuación:

La Inmaculada Concepción de la Virgen María. No se trata de celebrar la concepción virginal de Jesús en el seno de María (fiesta del 18 de diciembre –Nuestra Señora de la Esperanza– o del 25 de marzo –la Anunciación–), sino de la concepción misma de María en el vientre de su madre, santa Ana.

Alégrate, llena de gracia. El nombre que define a María es este: «Llenada de gracia por Dios»; preparada por Dios para realizar una misión. María ha sido llenada del Espíritu de Dios (la Gracia) para que pueda realizar lo que el ángel le anuncia. Reflexión bíblica.

La Inmaculada Concepción es un signo del señorío de Cristo sobre el pecado. Ella, solo con su existencia, nos recuerda que Jesús ha vencido el mal, librándonos de su dominio. Reflexión teológica.

Historia de la fiesta de la Inmaculada. En esta entrada hablamos del origen de la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, que tuvo lugar en el s. VII en los monasterios de Palestina. Lentamente, la fiesta se extendió por Oriente, de donde pasó a Italia (se encuentra registrada en el calendario marmóreo de Nápoles, esculpido entre el 840 y el 850) y, a partir del s. XI, a Inglaterra y a los otros países de Occidente.

La Inmaculada Concepción de la Virgen María. Resumen de las cosas que hemos explicado otras veces. Según el papa Francisco, «El mensaje de la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María se puede resumir con estas palabras: todo es don gratuito de Dios, todo es gracia, todo es don de su amor por nosotros. […]  Como hemos recibido gratuitamente, así gratuitamente estamos llamados a dar; a imitación de María, que, inmediatamente después de acoger el anuncio del ángel, fue a compartir el don de la fecundidad con la pariente Isabel».

Eva y María. Poema de Antonio Murciano titulado "La visitadora (Gén 3,6-15)".

Inmaculada: devoción y compromiso. Reflexión del sacerdote, periodista y poeta José Luis Martín Descalzo: Cuando todo en el aire empieza a oler a Navidad coloca la Iglesia esta festividad de la Inmaculada como una invitación y un prólogo a la ternura.

- Fiesta de la Inmaculada. Texto de Georges Bernanos, tomado de su obra Diario de un cura rural, en el que reflexiona sobre la sencillez de María, tan grande que ni ella misma se dio cuenta de lo extraordinaria que era su persona y su misión.

Novena a la Inmaculada. Compuesta a partir de una oración a la Inmaculada del papa Francisco.

Música a la Inmaculada: Tota pulchra. El canto más tradicional, que ha sido musicalizado por muchos artistas a lo largo del tiempo. Aquí recojo la versión tradicional gregoriana y pongo el texto en latín y la traducción en español.

- Música a la Inmaculada: Virgen morenita, Virgen milagrosa, Virgen morenita te elevo mi cantar...

Mare mía. Bellísimo canto de Diana Navarro a la Virgen María.

No hay comentarios:

Publicar un comentario