Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 23 de agosto de 2017

Santa Rosa de Lima


Santa Rosa de Lima nació en Perú en 1586 y murió en 1617. Es la primera santa americana canonizada. San Juan Diego es anterior (nació hacia 1474), pero fue canonizado más tarde. Su fiesta litúrgica se celebra hoy, aunque en Perú y en otros sitios la celebran el 30 de agosto.

En el siglo XVII fue declarada patrona de América y Filipinas. Sigue siendo considerada patrona de Perú y de muchas ciudades e instituciones (especialmente en América Latina).

Aunque se la representa vestida de monja dominica, nunca lo fue. Se consagró a Dios como terciaria de la Orden de santo Domingo y vivió siempre en la casa de sus padres, en una cabaña-ermita que se construyó en el huerto, excepto los últimos meses, que vivió con una familia que la acogió en su casa.

Fue un alma orante y contemplativa, que dedicó muchas horas a la oración silenciosa, especialmente ante el Santísimo Sacramento.

El tiempo que no dedicaba al trabajo (cultivaba la huerta y cosía) y a la oración, lo ocupaba en cuidar a los enfermos pobres, a los que no dudaba en llevar a su casa, donde los limpiaba, alimentaba y aliviaba sus dolores lo mejor que podía. 

Le gustaba repetir: "Cuando servimos a lo pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo, porque en ellos servimos a Jesús".

Oremos hoy de una manera especial por todos nuestros hermanos de Perú, para que el Señor les conceda el don de la paz y de la concordia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario