Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

miércoles, 12 de abril de 2017

Material para el Sábado Santo


Ya hemos dedicado varias entradas a hablar del Sábado Santo y de la Vigilia Pascual (que se celebra por la tarde, pero ya corresponde al Domingo de Pascua). Quienes quieran consultarlas, solo tienen que hacer un click sobre los títulos. 

Historia y celebraciones del Sábado Santo. Explicación de la liturgia del día. El Sábado Santo la Iglesia permanece en oración con María, la madre de Jesús. Si el Viernes es la «hora» de Cristo, a la que se encaminaba toda su existencia, el Sábado es la «hora» de María, en que la fe y la esperanza de la Iglesia se recogen en su corazón de Madre.

Orando con María. Reflexión bíblica y teológica. Después de la muerte y sepultura de Jesús, los discípulos huyeron, se dispersaron ante el fracaso evidente: su esperanza yace en un sepulcro y la nuestra se mantiene en una mujer, María, la madre de los creyentes. Ella es la única referencia de la Iglesia en el momento en que su Camino está roto, su Verdad despreciada y su Vida sepultada. Después de Jesús, ella es la que más conoce al Padre, la que más de cerca ha visto su rostro. Por eso a ella nos dirigimos, en ella buscamos la compañía para esperar. Ella no ve, ella no sabe, ella no entiende, pero ella, como antes Abrahán, cree y espera. 

Poesía para hoy. "Lamentaciones de nuestra Señora", de Gómez Manrique (1412-1490). ¡Ay dolor, dolor, por mi Hijo y mi Señor! Yo soy aquella María del linaje de David; oíd, señores, oíd, la gran desventura mía. ¡Ay, dolor!...

El descenso de Cristo a los infiernos. Explicación bíblica y teológica, con enlaces a explicaciones del icono oriental que lo representa. La Iglesia cree que Jesús verdaderamente se hunde en el mundo de los muertos, del desamparo, «desciende a los infiernos», tal y como reza el llamado «Credo de los apóstoles». Vive la experiencia de la muerte en su totalidad. Además, los Padres de la Iglesia dicen que Cristo descendió al lugar de los muertos para anunciar la salvación también a todos los que habían muerto antes de su venida a la tierra, para abrirles las puertas de la salvación.

El Cristo velado de la capilla Sansevero de Nápoles. Representación en mármol de Cristo yacente. En Nápoles se conserva una de las capillas funerarias más impresionantes del mundo entero. Una de esas maravillas que solo se pueden encontrar en Italia, en las que los suelos, las paredes y los techos están trabajados con un preciosismo deslumbrante. Pero lo que más llama la atención es la escultura de Cristo yacente cubierto por un velo, que se encuentra en el centro del edificio. Fue realizada en un único bloque de mármol blanco por Giuseppe Sanmartino (1720-1793) y es una de las grandes obras maestras de la historia de la escultura.

La Vigilia Pascual. Notas litúrgicas. La Vigilia Pascual es la gran fiesta de los cristianos, que inaugura las celebraciones de la resurrección del Señor. Comienza con la liturgia del fuego, en la que aclamamos a Cristo como luz nueva que ilumina la tierra (recordemos que la vieja creación también comenzó cuando Dios hizo la luz, el día primero). El cirio pascual, bendecido en esta noche santa, presidirá las celebraciones del tiempo pascual, así como los bautizos y funerales a lo largo del año...

Pregón pascual. Interpretado por Cristóbal Fones y Teresa Larraín. Este es el día esperado por todos los hombres, este es el día en que todo comienza de nuevo. Goce la tierra inundada de luz tan brillante, huyan las sombras antiguas, aléjese el miedo. Cristo Jesús, que por amarnos murió, resucitó de los muertos...

2 comentarios:

  1. Acabo de leer el Via Crucis con Santa Isabel de la Trinidad y es bellísimo. Gracias P. Eduardo por regalarnos esta joya. Le deseo que pase buena Semana Santa y una feliz Pascua de Resurrección. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Padre: feliz Pascua de Resurreccion

    ResponderEliminar