Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

jueves, 24 de noviembre de 2016

Thaksgiving 2016


El cuarto jueves de noviembre se celebra el tradicional día de acción de gracias en Estados Unidos y en los territorios que caen bajo su influencia.

Ya les he explicado que su origen está en una celebración propia de la liturgia romana: las "cuatro témporas" que se tenían para dar gracias a Dios en cada una de las cuatro estaciones.

Es una hermosa ocasión para reunirse con la familia a cenar y para dar gracias a Dios por todos los beneficios que recibimos de su mano.

Por desgracia, algunos se saltan la cena para ir a hacer cola ante los grandes almacenes y así comprar comprar ofertas en el "black friday", el día de rebajas con el que se inicia la temporada navideña desde hace 50 años.

He explicado la historia, recogido cantos, oraciones y poesías en varias entradas anteriores que pueden consultar aquí:

Día de acción de gracias y petición (presentación e historia)

Fiesta judía de Sucot (su origen remoto)

Textos para el día de acción de gracias

Témporas de Acción de Gracias

Témporas y Rogativas (día de acción de gracias y de petición)

Día de acción de gracias en USA (Thaksgiving 2014)

Thaksgiving 2015

Aprendamos a dar gracias

Carta para dar gracias a Dios

Yo doy gracias a Dios de una manera especial en este día por todas las personas con las que comparto la fe y la esperanza a través de las redes sociales, por todos los que leen mi blog y son mis amigos en facebook o en google+. El Señor los bendiga a todos y les conceda un día lleno de sus bendiciones. Amén.

3 comentarios:

  1. Para usted también un día lleno de bendiciones del Señor, por compartir a través de este blog tantas cosas con nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por su paciencia y fidelidad para compartir con nosotros todos los días algo de su fe y de su cultura. Paolo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Señor, porque en este compartir, aprendemos a remar mar adentro en nuestra fe.

    ResponderEliminar