Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

domingo, 23 de octubre de 2016

La humildad y el orgullo


El evangelio de la misa de hoy (domingo 30 del Tiempo Ordinario, ciclo "c") nos cuenta que "Jesús dijo una parábola por algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos, y despreciaban a los demás". Es la parábola del fariseo y del publicano.

Jesús no dice que fuera malo lo que hacía el fariseo (ayunaba, pagaba sus impuestos, daba limosna, rezaba...), pero condena su pretendida superioridad, su autosuficiencia, su orgullo.

Tampoco dice que lo que hacía el publicano fuera bueno (no se describe su comportamiento, pero podemos imaginar que no era muy ejemplar, cuando él mismo reconoce su indignidad). Lo que Jesús alaba es su humildad para reconocer su verdad ante Dios.

Ningún ser humano es moralmente perfecto (solo Jesús y su madre María). Por eso es tan ridículo que nos pasemos la vida juzgando a los demás y criticando la motita que otros llevan en sus ojos sin ver la viga que llevamos en el nuestro.

Pongamos nuestras vidas en manos del Señor, implorando su misericordia y esforcémonos por tratar con misericordia a los demás, como Dios nos trata a nosotros.

En otras ocasiones les he recordado las enseñanzas de la arabita santa María de Jesús Crucificado (Miriam Bawardy, 1846-1878), que decía: “En el infierno se encuentran todas las virtudes menos la humildad, en el paraíso se encuentran todos los defectos menos el orgullo”. Dedico una entrada entera a hablar de este tema. Se titula "Enseñanzas de santa Miriam Bawardy sobre la humildad". (Pueden leerla en este enlace).

Para comentar este evangelio, en otra ocasión propuse unos simpáticos videos de los Valiván (uno ha desaparecido de la red y queda solo otro que pueden consultar en esta entrada).

Hoy es también el día del DOMUND, el “Domingo Mundial de las Misiones”, que fue establecido por Pío XI en 1926 para mover a los católicos a amar y apoyar a los misioneros que trabajan anunciando el evangelio y ayudando a los más necesitados lejos de su patria. Por lo tanto, este año se celebra la edición número 90.

He hablado de esta jornada anual en varias ocasiones:

Domund 2012.

Jornada Mundial de las Misiones - Domund 2013.

Domund 2014.

Domund 2015.

El lema de 2016 es "Sal de tu tierra", que recuerda la llamada de Abrahán, la invitación que Dios hace a los misioneros para que se pongan en camino y también el drama de tantos emigrantes y refugiados que huyen del hambre o de la guerra. 

Tienen abundante información sobre el DOMUND de este año en esta página. Y pueden consultar el video "¿Qué hace Dios por los que sufren? - DOMUND 2016" en este enlace de youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario