Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

viernes, 12 de agosto de 2016

Curso de Biblia 2016. 81- Los sabios en la sociedad judía


Curso de introducción a la lectura de la Biblia 2016
P. Eduardo Sanz de Miguel, o.c.d.
81. Las instituciones judías 
3) Los sabios

Los grupos de sabios, consejeros, ancianos, príncipes y jueces están muy presentes en la historia de Israel desde antes de la monarquía, aunque no es fácil establecer las funciones concretas de cada uno.

En tiempos de los reyes ejercían sus funciones en clara subordinación al monarca, al que ayudaban en sus tareas de gobierno y de administración de la justicia.

Sin embargo, los sabios y escribas adquirieron una importancia nueva cuando cesó el profetismo (que se desarrolló entre la actividad de Elías hacia el 850 a. C. y la de Malaquías hacia el 450 a. C.). La tradición rabínica afirma que «cuando murieron los últimos profetas, Ageo, Zacarías y Malaquías, el Espíritu Santo cesó en Israel». 

Como ya hemos dicho, al regreso del exilio los sacerdotes se dedicaron a recopilar las normas relativas a la pureza ritual y al culto en el templo, subrayando los elementos diferenciadores de Israel frente a los otros pueblos y convirtiéndose en los guardianes de la «Torá». 

Por su parte, un grupo cada vez más numeroso de sabios, en contacto con las corrientes de pensamiento de los egipcios, los persas y los griegos, desarrolló otro tipo de literatura, que buscaba dar una respuesta a los nuevos problemas que se iban planteando: las relaciones de Israel con los otros pueblos, la responsabilidad personal de los individuos, el sentido del sufrimiento y de la muerte… 

Así surgieron, entre otros, los libros sapienciales clásicos de los Proverbios, Job, Eclesiástico, Eclesiastés y Sabiduría. A la lista hay que añadir las novelillas de Rut y Tobías, así como el Cantar de los cantares y varias colecciones de Salmos.

Posiblemente, ya hubo recopilaciones antiguas de dichos ingeniosos y enseñanzas prácticas, tal como afirman algunos textos bíblicos: «Proverbios de Salomón que recopilaron los escribas de Ezequías, rey de Judá» (Prov 25,1), pero los libros sapienciales se redactaron entre el siglo IV y el I a. C. 

Para darles autoridad, se pusieron en referencia a Salomón, lo mismo que se pusieron los salmos en referencia a David y el Pentateuco a Moisés. Pero eso no deja de ser una ficción literaria.

1 comentario:

  1. Gracias por estas entradas tan interesantes, que nos permiten comprender el contexto histórico de la Biblia. Paolo.

    ResponderEliminar