Reflexiones diarias sobre argumentos de espiritualidad y vida carmelitana, con incursiones en el mundo del arte y de la cultura

sábado, 30 de julio de 2016

Curso de Biblia 2016. 75- Los esclavos en la sociedad judía


Curso de introducción a la lectura de la Biblia 2016
P. Eduardo Sanz de Miguel, o.c.d.
75. Características de la sociedad sedentaria 
3) Los esclavos

Como hacían todos los pueblos de su entorno, los hebreos aceptaban la esclavitud como una práctica normal.

Los esclavos no tenían derechos: eran propiedades de sus amos, que podían comprarlos, venderlos y hacer con ellos lo que quisieran. 

Normalmente eran prisioneros de guerra y sus descendientes, aunque también había hombres libres que vendían a sus mujeres e hijos para pagar deudas. 

El amo los casaba y sus hijos le pertenecían.

Los santuarios, los reyes y algunos funcionarios importantes tuvieron grandes cantidades, pero las familias normales no los tenían o tenían muy pocos.

La Biblia recoge numerosas leyes sobre el rescate y la manumisión de los esclavos judíos, tanto en manos de sus hermanos de raza como en manos de extranjeros, e incluso sobre su liberación con motivo de los años jubilares (cada 7 y cada 50 años), que posiblemente nunca fueron aplicadas de manera sistemática.

[Aquí estamos hablando de las características de la sociedad judía antigua, aunque –por desgracia– la práctica de la esclavitud continuó durante muchos siglos sin tener en cuenta la enseñanza de san Pablo que dice que entre los cristianos no puede haber judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer; porque todos somos iguales en Cristo Jesús (cf. Gál 3,28)].

2 comentarios:

  1. Es impresionante todo lo que estoy aprendiendo en este curso de Biblia, que me ayuda a leer mejor los textos, a distinguir entre lo que vivían en otras épocas y lo que Dios quiere, entre lo que vivimos hoy y lo que Dios nos propone. Gracias. Paolo.

    ResponderEliminar
  2. Clarísimo de Jesús, que su prédica afectaba el "bienestar", de las familias judías. De ahí que la prédica afectaba el bienestar de los que disfrutaban del confort de estos enseres domésticos. Sigue habiendo esclavitud, y no en los países tercer mundistas,como ejemplo, el servicio doméstico noooooo, en los países desarrollados, existe la esclavitud económica, ¿lo dije bien?. Imagínense un Sacerdote, diciéndole a las Señoras que asisten a la iglesia muy bien acicaladas, haciendo galas de su bienestar, que en una homilía, les diga que deben ajustar el trato a sus servidoras a las leyes (a las leyes, dije, no a privilegios. Jamás he oído una homilía que toque este tema, digo me refiero a una parroquia, cuya feligresía, pertenezca a la clase media, alta y baja. De seguro, que va a tener un vacío, en la próxima celebración dominical, donde de se exculpan los "PECADOS".

    ResponderEliminar